Domingo, 11 de noviembre, 2018 | 1:56 pm

Estrategia de Comunicación en Mediación y RAD-C (II)



Los medios de comunicación destacan noticias relacionadas a hechos violentos desde su ocurrencia hasta que la persona imputada haya sido irrevocablemente juzgada. Los cuales realizan detalles desde cómo ocurrieron los hechos hasta realizar historias consultando a expertos en las ciencias de la salud, psicología, sociología y del derecho.

Se puede destacar y así lo realizan, sondeos de opinión a la comunidad sobre el acontecimiento, en el cual la gente del entorno, comenta y sugiere desde sus puntos de vistas, propuestas de soluciones o las debilidades del sistema judicial, procesal, policial;  como por ejemplo la violencia contra la mujer y las personas menores de edad.

Ejemplo de seguimiento de un medio de comunicación a un hecho trágico de trascendencia en la opinión pública.

Hombre celoso mata a sus tres hijos, pareja y huye

Es lo primero que destacan los medios masivos en sus titulares, pero antes ya lo ha hecho en un boletín. Luego designan a un periodista, fotógrafo, camarógrafo y chofer según el caso, a cubrir la escena del crimen. Elaboran una nota con la cronología de los hechos, en donde la persona reportera a través de preguntas, análisis y cotejo, cuenta su historia. Si es en televisión, utiliza imágenes con pequeños cortes de las personas diciendo desde su punto de vista lo que paso en el hecho.

Si el noticiero tiene varias emisiones en el día se repite con otros detalles más amplios.

Ahora bien ese es el hecho, ya identificado a la persona acusada de cometer el crimen, se elabora otra nota con imágenes del hecho y de la persona apresada y a la vez, se busca una reacción del imputado para conocer de este, su opinión en torno a lo acontecido.

Luego la barra de la defensa y el Ministerio Público realizan sus procedimientos. Ministerio Público ofrece declaración a la prensa antes de entrar a la audiencia, asimismo la defensa del imputado.

Eso es solo el inicio, puede ocurrir con los familiares de la víctima, organicen protestas en el destacamento policial y en tribunal, incendiando neumáticos, protestas callejeras y lanzando improperios a las partes, jueces, fiscales y policía.

Si el crimen es calificado atroz por la opinión pública, como de hecho a ocurrido en varias regiones del país, los medios de comunicación envían reporteros a las audiencias desde temprano y en sus páginas webs colocan en línea las audiencias para que el público lector o televidente, si desea le de seguimiento al hecho.

El sensacionalismo y la victimización del ser humano, tanto de la persona fallecida como la imputada, provoca en las partes en el juicio alejamiento, ira, dudas, desesperanza y dolor. Unos que entiende que la justicia no aplicará “todo el peso de la ley” y otros, se cometerá una injusticia con su familiar, aun existiendo pruebas contundentes y bien justificadas.

Es la de nunca acabar. En el juicio primero es conocer el preliminar, es decir, la persona juez y ministerio publico a la cabeza, son los que tras las “evidencias del hecho”, deciden si el caso ira a juicio de fondo o declarado no ha lugar. Luego, pasara según el caso, a juicio de fondo con condenas según el hecho punible y al no estar de acuerdo, el caso puede ser apelado por la parte inconforme. Pero eso no se queda ahí, las partes tienen audiencias con día y hora y al no estar una de las partes o el representante legal, ocurre un reenvío. La prensa se ha hecho eco y hasta lo contabiliza, por tanto reenvió y en donde la estrategia, es que las partes se cansen, para que en el caso se nota que no existe interés en la mayoría de los casos, del demandante.

Como es de conocimiento del pueblo dominicano, en el país han ocurrido actos de corrupción en el sector privado y en el público, promovido por los sectores gubernamentales y privado.

Los casos desde nuestro punto de vista más sonoros en los medios de comunicación, han sido los relacionados a la quiebra de los bancos privados en el 2003, en donde varios de sus ejecutivos y propietarios fueron demandados y sentenciados por los tribunales.

En la actualidad, es decir, 2017-2018; en el ámbito público, el caso que se encuentra en el tapete es el de Odebrecht, en donde legisladores, funcionarios y profesionales del derecho están siendo procesados en una jurisdicción especial, en este caso por la Suprema Corte de Justicia. En los mismos, están dirigentes de los partidos de la Liberación Dominicana y el de mayor incidencia de la oposición, Partido Revolucionario Moderno. En donde su expresidente y exsecretario general están siendo procesados por el caso.

Periodistas, comunicadores y líderes de la opinión pública han escritos y se han pronunciados en torno a ese caso y no pasa un día o media tarde, en donde un programa radial, televisivo, columna y articulo que no mencione o destaque el caso.

También a resaltar de este método adversarial, es el costo, tiempo y la congestión de los tribunales. Por ejemplo, lo único que no paga el usuario son los gastos en que incurre el Poder Judicial, tales como salarios, local, energía eléctrica, teléfono, tecnología u otros.

Pero la persona usuaria tiene que cubrir los honorarios de los profesionales del derecho, peritos (expertos según el tema), aguacil (para las notificaciones), impuestos, transportes, tiempo y otros procedimientos surgidos durante el proceso.

Publicidad