Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 12:55 am

En agosto se iniciará el plan piloto Santo Domingo Savio

Depegue. Las primeras 25 familias serán desalojadas y reubicadas en zonas seguras. Utilización. En estos espacios se construirán vía y escuelas.

El 51 % de las mujeres son las cabezas de familias en los sectores que forman  el   Domingo Savio.
El 51 % de las mujeres son las cabezas de familias en los sectores que forman el Domingo Savio.


SANTO DOMINGO.-A principios del próximo mes serán desalojadas las primeras 25 familias de las 1,500 que contempla el proyecto urbanístico que busca transformar los sectores La Ciénaga y Los Guandules.

Con esa cantidad de personas que residen en Los Guandules será iniciado el plan piloto del proyecto Domingo Savio, de acuerdo al arquitecto Miguel Juan, encargado de diseño y gestión de la intervención del Nuevo Santo Domingo Savio.

Desplazamiento

De 28 familias que contemplaba el plan, hasta el momento 25 serán trasladadas a los distintos puntos del Distrito Nacional o provincias del interior, tras recibir un pago monetario por parte de la entidad.

“Este monto será entregado de acuerdo a la estructura de las residencias y la cantidad de familias que residan en las viviendas”, indicó Juan a EL DÍA.

Explicó que por la cantidad de miembros que vivan en casas serán entregados bonos económicos adicionales para que puedan adquirir una vivienda digna.

Reveló que los moradores ya firmaron los contratos ante la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Nueva Barquita y entornos para desplazarse a otros puntos del Distrito Nacional o el interior donde sus pertenencias serán trasladadas por la entidad.

Algunas familias se irán para el sur, ya que el 80 por ciento de estas son nativas de provincias.

Reutilización de espacio

Tras URBE liberar la zona vulnerable y reubicar a las familias en espacios seguros se construirá una avenida en la ribera del río Ozama, con la cual se pretende conectar los sectores de La Ciénaga y Los Guandules, expuso el arquitecto Miguel Juan.

Esta vía, a su vez, conectará con el Metro y el Teleférico de Santo Domingo en el puente Francisco del Rosario Sánchez ( conocido como el puente de la 17).

“Además servirá como ruta de evacuación en caso de innundaciones o de sismo, porque estos sectores carecen de doble entrada”, manifestó.

Retraso del proyecto

La informalidad e improvisación en el levantamiento de casas en esas zonas vulnerables ha sido un motivo de atraso para iniciar el proyecto en este mes como estaba previsto, ya que los residentes en las zonas que serán intervenidas no tienen cómo demostrar si las casas son rentadas o propias.

Juan dijo que buscan ser transparentes, por tal motivo requieren una declaratoria de mejora que solo la entrega la junta de vecinos.

Entre las infraestructuras estarán la construcción de 4 estancias infantiles, 2 liceos y 3 escuelas básicas que estarán al servicio de la niñez y la juventud de la zona.

La URBE prevé que para 2020 se concluirá esta obra para cambiar la vida de las familias que viven en esa zona vulnerable.

— Estudio
En el entorno a ser intervenido hay más de 13 mil viviendas, con más de 44 mil habitantes, la mayoría de ellos hombres, y se trata de la zona de mayor densidad de las que se encuentran a orillas del Ozama.