Reflexión política

0
5

Los líderes dominicanos han demostrado con el devenir de los tiempos que frente a la reelección asumen una postura de conveniencia.

No tienen posiciones de principios, pues solo se han mantenido como firmes antireeleccionistas aquellos que no se han visto en la posición de beneficiarse de una reelección.

Los peledeístas en un momento fueron rabiosos antirreeleccionistas, luego devinieron en entusiastas reeleccionistas.

Hoy hay peledeístas reeleccionistas que quieren seguir y peledeístas antirreleccionistas que estuvieron y quieren volver.

El PRD de ahora es reeleccionista si siguen los que están, y antireeleccionista si quieren volver los que estaban.
El PRM no ha tenido chance de mostrarse reeleccionista, porque no se ha estrenado en el poder, pero cuando eran PRD también se mostraron reeleccionistas.

Entendemos que nuestra frágil estabilidad económica, institucional y política debe ser preservada, evitando tensiones sociales innecesarias que puedan dar al traste con ella.

Muchos peligros asechan al país de manera cotidiana, pero al mismo tiempo millones de dominicanos laboriosos y entusiastas se esfuerzan por afrontar sus problemas y salir adelante.

Los reeleccionistas y los antireeleccionistas debieran rendir honor a esa característica del pueblo dominicano, en vez de intentar destruir ese sacrificio metiendo al país en conflictos coyunturales o de conveniencia.

-- publicidad --