Sábado, 22 de septiembre, 2018 | 2:27 pm

Ejercicios y control de peso ayudan a evitar las varices

Antiestéticas. Pueden ocasionar múltiples afecciones. Control. Después que aparecen se requiere de ciertos procedimientos para desaparecerlas.

Print
Print


Las varices, conocidas como Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), hacen referencia a un grupo de síndromes clínicos cuya base es la hipertensión venosa a nivel de miembros inferiores y secundarios (muslos, rodillas, piernas, tobillo).

“Se trata de la incapacidad de las venas de retornar de manera eficiente la sangre al corazón”, explica Francisco de la Cruz, especialista en angiología, cirugía vascular y endovascular en los Centros de Diagnósticos Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

Mientras que Isidoro Vargas, también especialista de angiología y cirugía vascular, indica que la forma más habitual de presentarse esta condición son las varices en miembros inferiores, las cuales afectan entre al 30 % de las mujeres y al 40 % de los hombres.

Recomendaciones

Ambos especialistas destacan que mantenerse de pie o sentado mucho tiempo, la obesidad, el embarazo, sedentarismo, cambios hormonales, antecedentes familiares, se encuentran dentro de los factores de riesgo más frecuentes para que surjan.

Explican que uno de los errores más comunes que dan paso a que se desarrollen es permanecer mucho tiempo de pie en la misma postura, lo que los especialistas denominan como una “bipedestación prolongada”.

Esto, además de causar dolor en los músculos de las extremidades inferiores, presión en articulaciones de cadera, rodilla y tobillo y pies dañados, también está vinculado con las venas varicosas, comenta De la Cruz.

El desarrollo de técnicas mínimamente invasivas para la corrección del reflujo primario del sistema venoso superficial ha provisto de métodos menos agresivos para el paciente, tales como: la radiofrecuencia (RF), el láser endovenoso (EV) y la escleroterapia, entre otros.

Métodos seguros

“Estos son métodos seguros y efectivos, con menos complicaciones; y para el paciente representa una rápida recuperación, mejores resultados estéticos y sin diferencias estadísticamente significativas en cuanto a la tasa de recidiva o repetición de esta condición”, resalta Vargas.

Para hacer el diagnóstico, fundamentalmente se realiza en base a la clínica del paciente, completando su estudio mediante una ecografía Doppler para planificar una correcta estrategia terapéutica en quirófano.

Sin embargo, para tratar las incómodas arañas vasculares (telangiectasias, el cual es su nombre clínico) así como el trata miento de venas reticulares, se lleva a cabo una esclerosis estética o complementaria.

Este procedimiento puede realizarse en la consulta y no precisa ningún tipo de anestesia, de acuerdo a las declaraciones de ambos especialistas.

Centro de cuidado

—1— Necesidad
Conscientes de la problemática, el Cedimat ha inaugurado la Clínica de la Vena.
—2— Objetivo
Ofrecer a los pacientes, en cualquier estadio de la clasificación clínica CEAP, una opción de tratamiento.
—3— Tecnología
Aparatos de última generación, eficaces y con mínimas complicaciones.

Una alternativa de cura para este problema

Para dar solución a las varices (insuficiencia venosa crónica) está la alternativa de la endoablación láser o radiofrecuencia, procedimiento ambulatorio que no precisa ingreso hospitalario y se realiza en quirófano con anestesia local. En estos casos, el paciente se marcha con indicación de caminar al llegar a su casa.

Un paquete balanceado para cuidar la salud

Hacer ejercicios con regularidad, como caminar o nadar, es la solución más recomendada para prevenir o darle solución a la mayoría de los problemas de salud, incluyendo el de las várices.

Otros hábitos que ayudan es procurar elevar las piernas durante el reposo, no usar ropa muy ajustada en la cintura y bajar de peso.