La principal excusa que dice la gente de por qué no hacen ejercicio es la falta de tiempo.

Granada.- Científicos de la Universidad de Granada han descrito por primera vez la dinámica que siguen las mitocondrias ante la práctica de deporte, una información hasta ahora desconocida con consecuencias sobre el rendimiento en el ejercicio y sobre la prevención de patologías metabólicas.

Las mitocondrias son los orgánulos celulares responsables de producir la energía requerida e indispensable para el movimiento de las especies y para la vida organizada y siempre han sido descritas como ovaladas, estáticas y poco cambiantes.

“Sin embargo, hoy sabemos que funcionan como un colectivo coordinado, que son dinámicas y que están sometidas a procesos de fusión o de fisión, lo que a su vez determina su funcionalidad e incluso susceptibilidad a promover enfermedades metabólicas”, ha explicado el catedrático del departamento de Fisiología de la Universidad de Granada y autor del trabajo, Jesús Francisco Rodríguez Huertas.

En concreto, las células con un predominio de mitocondrias fisionadas pierden funcionalidad y son propensas al envejecimiento y obesidad, mientras que un predominio de la fusión, formando largos filamentos, se asocia una mayor funcionalidad y reducción de enfermedades metabólicas no transmisibles.

En el estudio, los autores han investigado si los procesos de fusión/fisión mitocondrial tienen lugar en la masa muscular de deportistas durante el entrenamiento y esfuerzos máximos.

El equipo de investigadores ha demostrado que las mitocondrias se fusionan en músculo en pocos minutos y lo hacen de forma transversal, lo que permitiría saber si durante entrenamientos de esfuerzo máximo llega el oxígeno al músculo.

En cualquier caso, este mecanismo es reversible, puesto que a las tres horas de reposo la tendencia es a la fisión mitocondrial para recuperar la forma ovalada clásica del reposo, tal y como aparece en los libros de texto.

-- publicidad --