Martes, 23 de abril, 2019 | 2:40 pm

Policía mata a un hombre en el sector Mata Gorda; era buscado por múltiples delitos

6ec015dc-escena-del-crimen-homicidio1


SANTO DOMINGO.- Un hombre fue ultimado por agentes de la Policía Nacional a los que alegadamente  atacó a tiros  cuando se disponían a arrestarlo, en el sector Mata Gorda de Punta Villa Mella.

Se trata de  Andrés de los Santos “Deivi el Cojo” y/o Anderson Deivi de los Santos, de 25 años, quien de acuerdo a la Policía  tenía en su contra cuatro ordenes de arresto, así como otras denuncias por la comisión de diferentes delitos en varios sectores de la provincia Santo Domingo, incluyendo las heridas de bala ocasionadas a varias personas.

“Deivi el Cojo” residía en el ensanche Capotillo, Distrito Nacional y falleció a   consecuencia de múltiples heridas de bala que sufrió al supuestamente atacar a tiros a dos patrullas policiales que se disponían a arrestarlo.

El informe preliminar indica que Deivi el Cojo fue avistado en unos solares del sector Mata Gorda de Punta Villa Mella, donde éste, al sentir la presencia de los miembros actuantes, le emprendió a tiros con la pistola marca Bikingo, Calibre 9mm, No 0544600710la cual portaba de manera ilegal.

Agrega que el arma, al ser depurada, presenta denuncia de fecha 05-10-2014, interpuesta por r Andrés Mesa Paniagua, en el municipio de Los Alcarrizos. Señala que  además tiene  cuatros órdenes de arrestos en su contra, la 0136-agosto-2018, 0275-octubre-2018, 0259-octubre-2018, 0205-septiembre-2018 por tener varios hechos delictivos en el Distrito Nacional y en la provincia Santo Domingo.

De igual forma, por la herida de bala en fecha 25-09-2019, a un joven identificado como Joselito Pascual Rincón “Miguelito”de 18 años, en Mata Gorda de Villa Mella, así como otras tres denuncias.

Según la Policía, un tío del occiso, de 53 años, dijo que la sociedad vas a descansar, pues su sobrino mantenía el barrio en zozobra, así como otros sectores de la capital.

Narró que hace poco la madre de “Deivi el Cojo” le había manifestado que su hijo había traído de Santiago una pistola y un chaleco antibalas, que estaba cansada de ese muchacho y que no sabía qué hacer, por lo que no le sorprende lo que le sucedió.

Al fallecido, además de la pistola en mención, se le ocupó de un bolsillo de su pantalón un celular.

El cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense para los fines de autopsia.