Martes, 17 de septiembre, 2019 | 3:50 pm

“Mi desafío fue ganar el respeto de los que me subestimaban”

Reto. Rompió viejos esquemas por ser el más joven alcalde de Hato Mayor. Dice. Bajo presupuesto y ley son obstáculos para desarrollar políticas de inversión.

La periodista Senabris Silvestre, Odalís Vega y el director de EL DÍA, José Monegro.  José de León
La periodista Senabris Silvestre, Odalís Vega y el director de EL DÍA, José Monegro. José de León


SANTO DOMINGO.-“El muchachito”, así le apodaron al alcalde del municipio de Hato Mayor del Rey, Odalís Vega, quien es el más joven de los que dirigen el ayuntamiento de dicha ciudad.

Odalís que saltó de una exitosa carrera de periodismo a ser un presidente comunitario, afirmó que unos de los mayores desafíos que ha enfrentado en su gestión es ganarse el respeto de la gente y que entiendan que pese a su juventud tiene la capacidad de ocupar la posición.

“Antes, el inicio para poder aspirar era tener 65 años, porque se entendía que un alcalde debe tener mucha experiencia”, dijo. Empero, Vega rompió con esos esquemas sobre la base de darle confianza a la gente de tratarle.

Deuda con el pueblo

Afirmó que esta confianza le ha traído una avalancha de personas que se le acercan para solicitar ayudas que en su gran mayoría no son propias de la Alcaldía.

Esto debido, prosigue Vega, a que las autoridades y los gobiernos tienen una deuda social acumulada por muchos años con la provincia, que se traduce en exigencias de los ciudadanos hacia los políticos más cercanos y no al Estado como tal.

“Antes de llegar al periódico EL DÍA, tuve que despachar 15 personas que buscaban suplir necesidades y de esas al menos 12 no son competencia del ayuntamiento”, expresó. No obstante, dijo que diligencia su resolución, porque la gente juzga al político por lo cercano que fue con ellos.

“La población no vota por un candidato que piensa en el desarrollo de la ciudad, lo hace porque quiere tenerte cerca para resolver sus inquietudes”, expresó.19/08/2019 ELDIA_LUNES_190819_ Nacionales14

Admitió que en lo personal es una situación cuesta arriba, porque a veces no tiene privacidad con su familia.

Bajo presupuesto

También, reveló que el ayuntamiento recibe la misma partida presupuestaria desde hace 20 años que son 6,385,000 pesos mensuales.

Expresó que del 25% destinado a nómina, los regidores adsorben 800 mil, ya que cada uno de los 9 que hay, devengan casi 70 mil pesos.

Señaló que esto genera un déficit en la cantidad de empleados que necesitan para hacer un trabajo eficiente.
“Para mantener limpia una ciudad que tiene más 71 mil habitantes se necesitan al menos dos empleados por cuadrante, lo que indica que se debe contar con 600 o 700 para hacer un trabajo eficiente, pero en la actualidad contamos con 300”, indicó.

Ley es un obstáculo

Así mismo, dijo que los recursos que deberían ser destinados para la empleomanía total, se van en cargos que la misma ley obligar a pagar.

“La Ley de Administración Pública exige a los ayuntamientos tener empleados con ciertas credenciales y establece colocarles salarios por encima de los 40 mil pesos”, indicó el joven alcalde.

Además, expresó que la misma constituye un obstáculo para el desarrollo de políticas de inversión en el municipio, porque del 40% presupuestado para ello, dijo que solo le restan unos 700 mil pesos para materializar las obras, ya que de ese porcentaje la ley exige cubrir los gastos de la recogida de basura, los préstamos para cumplir con la regalía anual y otros compromisos fijos.

Imposibilidad

Por estas razones, argumentó que no hay forma de que los ayuntamientos cumplan con el alza salarial que dispuso el Gobierno central de elevar el sueldo mínimo a 10 mil.

“Ninguna municipalidad lo va incrementar, porque según la ley nos corresponde recibir un 10% del presupuesto nacional, pero solo recibimos el 2.1%. No obstante, la ley exige cumplir las obligaciones como si recibiéramos el 10%, agregó Vega.

Explicó que esa situación ha impedido la construcción de obras necesarias como el matadero municipal de animales, el cual tiene un costo de nueve millones 800 mil pesos.

“Para lograr esta meta tendríamos que durar un año y medio de dejar de hacer obras e invertir esos 700 mil pesos solo para eso”, reveló el funcionario.

Propuestas

Como una forma de solución, propuso que el empresariado de la ciudad debe empoderarse con el fin de impulsar una alianza público-privada con la Alcandía, enfocada en trabajar obras claves. Así mismo, planteó la unidad entre gobierno y los dirigentes municipales.

Necesidades

—1— Urgencias
Vega dijo que la ciudad requiere un hospital debidamente equipado.
—2— Desague y luz
Necesita un sistema de drenaje pluvial y la iluminación de sus calles.
—3— Cultura
Urge la terminación de la casa de la cultura, la cual está paralizada.

Obras que exhibe

— Trabajos
Al final de su gestión, Vega dijo que podrá exhibir: la remodelación del cementerio municipal, la escuela vocacional, construcción de 4 puentes, 30 pasos desnivel y 7 mil metros de aceras, monumentos, entre otras obras.