Salud Pública refuerza vigilancia sanitaria tras paso del huracán Irma

Decenas de viviendas del barrio Boba en Nagua recibieron los mayores embates del huracán Irma, las cuales fueron destruidas completamente por el fenómeno dejando sin hogar a sus propietarios entre ellos familias completas. Foto: Elieser Tapia/El Día.
Decenas de viviendas del barrio Boba en Nagua recibieron los mayores embates del huracán Irma, las cuales fueron destruidas completamente por el fenómeno dejando sin hogar a sus propietarios entre ellos familias completas. Foto: Elieser Tapia/El Día.





Santo Domingo.- El Ministerio de Salud informó este jueves el reforzamiento de la vigilancia en los hospitales del Servicio Nacional de Salud e instruyó a las Direcciones Provinciales y de Áreas de Salud (DPS/DAS) a dedicar especial atención a los casos febriles, tras los efectos del huracán Irma en el país.

 

El anuncio fue hecho por la ministra de Salud tras concluir este jueves una reunión que encabezó del Comité de Operaciones de Emergencias en Salud (COE-Salud) en que pasó balance al posible escenario sanitario tras el huracán Irma y adoptó medidas de aplicación inmediata, dirigidas a garantizar la salud de las personas.

Guzmán Marcelino enfatizó las acciones que aseguran una mayor vigilancia sanitaria e hizo un llamado a la población en sentido general para que aplique las recomendaciones que emiten los organismos de protección y auxilio.

Además, resaltó la necesidad de detectar y dar seguimiento a los casos de pacientes febriles para un tratamiento temprano y así prevenir efectos de la letal enfermedad de la leptospirosis.

“Las Direcciones Provinciales de Salud y Áreas de Salud también quedan instruidas de hacer búsqueda activa de embarazadas que viven en zonas vulnerables para disponer su traslado inmediato y del mismo modo entablar una efectiva coordinación con los los hospitales del Servicio Nacional de Salud (SNS) a los fines de asegurar atención a las embarazadas a término o que se presenten en trabajo de parto.

Reiteró la importancia de que de los servicios y los albergues temporales notifiquen de manera oportuna a las DPS/DAS cualquier caso sospechoso de enfermedades febriles, respiratorias, diarreas o enfermedad infecciosa

De su lado, en los servicios el personal de salud dará seguimiento a las personas que se presenten con fiebre, malestar gástrico y dificultad respiratoria para descartar casos de leptospirosis y prevenir el peligro que representa la alta letalidad de esa entidad médica cuando no es tratada debidamente.

En la reunión participaron la representante en el país de la Organización Panamericana de la Salud, Alma Morales; y Liz Parra, consultora para riesgos  y desastres del organismo regional. También participó el viceministro de Salud Colectiva, Héctor Quezada; y los integrantes de las instancias del COES-Salud, quienes rindieron informes de las acciones desarrolladas.

Publicidad
Publicidad