Padre Jorge Cela, persona de bien



Conocí a Jorge Cela en un callejón entre Guachupita, 27 de Febrero y María Auxiliadora; una tarde de calor y posiblemente en medio de un apagón. En donde este se refería al evangelio en un hecho de vida. Explicaba como Jesús habita en las personas humildes.

La lectura del evangelio se reflexionaba desde el contexto ciudadano. Lo que implicaba que cada evangelio tenía un hecho de vida. Cela fue el paradigma, la diferencia, el solidario; el que estaba con la gente sencilla, humilde y sobre todo pobre.

Cela el sacerdote jesuita que ilustraba con su lenguaje sencillo, pero inteligente a la gente deseosa de despertar de la corrupción, impunidad, intolerancia, de “más de lo mismo”, a través de la ciudadanía organizada en las Comunidades Eclesiales de Base y en las organizaciones de la sociedad civil de la parte alta del Distrito Nacional.

Cela aquel que en variadas ocasiones fue subido junto a la gente en un camión del Ejército, solidarizado a favor de las personas desalojadas de Guachupita, Los Guandules, La Ciénaga. Aquel ciudadano cubano sin descanso y dedicado a los pobres, ofreció todos sus dones a favor de la democracia dominicana.

Cela fue el responsable de impulsar las Comunidades Eclesiales en todo el país. Fundó organizaciones de la sociedad civil como Ciudad Alternativa, Copadeba, Centro Bonó, Centro Juan Montalvo, Ediciones Populares, Periódico Encuentro, Participación Ciudadana, Foro Ciudadano, Foros para la Participación Municipal y otros espacios democráticos a favor de la vida y la participación de la ciudadanía, en las que participé en varias de ellas como fundador, miembro y directivo. Encuentro es el medio de comunicación de las Comunidades Eclesiales de Base (Cebs), el cual dirigí por varios años.

Cela, un ciudadano de las Américas, compartió con nosotros varias décadas y nos dejó un legado que algún día alguien lo recordará y lo valorará. Quien escribe lo suscribe.

Cela un hombre de Dios, de Jesús, de Jehová, de Alá, Yaveh, de Emmanuel, de Todo Poderoso es reconocido como un servidor de todos y todas.

Jorge Cela docente de la UASD, que en su bicicleta rondaba las avenidas, calles, callejones, barrios, ensanches, condominios, residenciales y senderos académicos compartía con aquellas personas que pensaran o no como él.

Jorge Cela el hombre de los proyectos. Sabe escribir y desarrollar por completo, un proyecto para el desarrollo en cualquier área de las ciencias sociales. El un excelente promotor de mejores políticas sociales a favor de la gente.

Jorge Cela estuvo como mediador entre las comunidades e instancias gubernamentales, para que estas ofrecieran un servicio decente a la gente humilde pero con dignidad. Fue uno de los abanderados de los Centros de Mediación Comunitario como el CEMECOMA que funcionó por más tres años en el barrio Mejoramiento Social, crea en una justicia participativa y plural con accesibilidad.

Por eso creyó siempre en el Centro de Mediación Comunitario María Auxiliadora  (CEMECOMA), al cual acompañó en varios procesos de fortalecimiento y de promoción de la resolución alternativa de los conflictos (RAC) en los barrios vulnerables.

Jorge Cela siempre estas con nosotros. En esta ocasión, con quien suscribe.

Les reitero, el hombre que dijo en el primer gobierno del PLD, que era “más de lo mismo” y el tiempo le dio la razón. Aunque muchos de sus amigos y amigas, entrenados por el, hoy se encuentran dirigiendo ministerios bajo “más de lo mismo”.

Publicidad

Publicidad