Domingo, 15 de julio, 2018 | 11:04 pm

Migración, un problema global



Estados Unidos, Europa y los países de Latinoamérica están enfrascados en discutir y reforzar nuevas leyes para contener la ola migratoria que llega desde países fronterizos. También de otras naciones tan apartadas como Libia y Estados del continente africano.

Se trata de un tema que está en la agenda del Vaticano y en el que el papa Francisco ha puesto muchas energías. Eso incluye la reunión periódica con líderes mundiales. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, concluyó ayer una gira a Roma cuyo punto básico con el prelado fue la migración.

La República Dominicana, como parte de una región convulsa como Latinoamérica, tampoco está ajena al tema. El país acoge, en ese orden, la 46 Reunión Ordinaria de la Comisión Centroamericana de Directores y Directoras de Migración con un discurso claro en dos direcciones. Primero: establece la garantía de los derechos de los migrantes; y segundo, plantea una alianza estratégica entre los países de Centroamérica y el Caribe para articular de manera más eficaz sus políticas migratorias.

Se trata de un escenario que, debido a los convocados: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y México, con República Dominicana como país anfitrión, debe ser aprovechado al máximo y pasar de los discursos a los hechos. La región está amenazada por problemas comunes, como el auge del mercado de las drogas, el tráfico ilícito de personas y la seguridad ciudadana. Sin duda que, alineados en políticas comunes, podríamos avanzar mucho.