La lucha contra el cáncer a través de nanopartículas biodegradables

desarrollan-estrategia-inmunoterapia-nanoparticulas-biodegradables_1018109599_126771961_667x375





Madrid.- El centro de investigación Fred Hutchinson ha desarrollado nanopartículas biodegradables para programar genéticamente, sin sacarlas del cuerpo, células inmunitarias que puedan reconocer y destruir aquellas que son cancerosas, según un artículo publicado por Nature Nanotechnology.

Los expertos demostraron en estudios con ratones que células inmunitarias (conocidas como células T) programadas con nanopartículas pueden “eliminar o ralentizar rápidamente la progresión de la leucemia”, indica un estudio preliminar de eficacia.

La tecnología empleada para programar las células tiene de novedoso que no es necesario extraer del cuerpo las células T para manipularlas en el laboratorio, indicó el doctor Matthias Stephan del centro de investigación estadounidense.

El estudio de Stephan y su equipo ha proporcionado pruebas preliminares de que las nanopartículas pueden “educar” al sistema inmunitario para dirigirse contra las células cancerosas.

Las células reprogramadas comienzan a trabajar de 28 a 48 horas después del procedimiento y pueden hacerlo durante semanas, “lo que sugiere que nuestra tecnología tiene el potencial de permitir al sistema crear rápidamente una fuerte respuesta para destruir las células cancerosas antes de que la enfermedad sea fatal”, agregó.

La inmunoterapia celular ha dado resultados prometedores en los ensayos clínicas pero aún sigue siendo un reto que sea accesible a mas pacientes y que se pueda desarrollar rápidamente.

En la actualidad, un tratamiento estándar puede tardar en prepararse una dos semanas- las células T tiene que ser extraídas del cuerpo, tratadas genéticamente y esperar a que crezcan en instalaciones especiales antes de poder reimplantarlas al paciente.

Sin embargo, con las nuevas nanopartículas se puede eliminar la necesidad de dar tantos pasos que encarecen y retrasan el proceso, indica el informe.

Aunque este nuevo método debe pasar aún por varios pasos antes de llegar a la fase clínica, Stephan indicó que imagina “un futuro en el que las nanopartículas transformen las inmunoterapias basadas en células -ya sea para tratar cánceres o enfermedades infecciosas- en un tratamiento fácil de administrar, listo para usar y disponible en todas partes.

Publicidad
Publicidad