El Popular



Cruzar el umbral de los 50 años constituye un gran logro para cualquier institución, especialmente cuando en este tiempo el país en el que se erige ha sufrido períodos de crisis políticas y económicas.

El Banco Popular Dominicano ya lleva 54 años de existencia, dando servicios financieros de manera estable y consistente en República Dominicana, conducido de manera tan profesional por sus ejecutivos que hoy es una de las empresas más admiradas por los dominicanos.

Lo que en principio se veía como un sueño que se gestaba en el seno de la Asociación para el Desarrollo, Inc., en Santiago de los Caballeros, se transformó en una de las principales empresas del país, soporte de nuestro aparato productivo.

A don Alejandro Grullón le tocó capitanear el banco desde sus primeros momentos, hasta que le pasó la antorcha a su actual presidente, Manuel A. Grullón.

Ambos han dirigido en contextos socio-económicos distintos, pero con la misma filosofía de contribuir al desarrollo nacional.

Desde su fundación ha alcanzado hitos importantes, como ser el primer banco comercial de capital dominicano, el primero en convertirse en Grupo Financiero e introducir los subabjentes bancarios.

A sus actuales directivas les ha tocado guiar al Banco Popular hacia la transformación digital en medio de un entorno altamente competitivo y un mercado en el que otros bancos nacionales han logrado grandes avances. Asombra saber que el 75 por ciento de sus operaciones son digitales, lo que habla muy bien de sus inversiones para la mejora de sus servicios.

El Popular es una marca país, con 7,207 empleos, activos por 361.7 mil millones de pesos, depósitos por 289.5 mil millones y una cartera de crédito de casi 234 mil millones.

Felicitamos en su 54 aniversario a una de las marcas que le muestran al mundo las grandes cosas que pueden lograr los dominicanos.

Publicidad
Publicidad