Sábado, 18 de agosto, 2018 | 6:12 am

Dominicanos NY se declaran culpables explosión de casa Bronx

Garibaldi Castillo y Julio Salcedo están acusados de provocar la explosión de una casa de dos plantas que tenían rentada para el cultivo exclusivo de marihuana, se declararon culpables de homicidio en segundo grado y posesión de marihuana.
Garibaldi Castillo y Julio Salcedo están acusados de provocar la explosión de una casa de dos plantas que tenían rentada para el cultivo exclusivo de marihuana, se declararon culpables de homicidio en segundo grado y posesión de marihuana.


Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- Los dominicanos Garibaldi Castillo y Julio Salcedo, acusados de provocar la explosión de una casa de dos plantas que tenían rentada para el cultivo exclusivo de marihuana, se declararon culpables de homicidio en segundo grado y posesión de marihuana en primer grado en la Corte Suprema de El Bronx.

Castillo enfrenta de dos a seis años de prisión por el homicidio y cinco por el cargo de marihuana, mientras que Salcedo enfrenta de uno a tres años y cuatro años por los mismos cargos.

Ambos serán sentenciados a mediados de agosto, indicó la fiscal del distrito, Darcel Clark. La residencia es propiedad del también dominicano Onésimo Guerrero, quien aseguró que desconocía lo que el inquilino hacía en la casa.

El hecho ocurrió en el 2016 en el vecindario Kingsbridge y se originó una hora después que un transeúnte llamó al 911 para informar de un olor a gas alrededor de la casa en la calle 234 Oeste y la avenida Irwin con la calle 236 en dicho condado.

Cuando los bomberos llegaron para apagar el fuego una pared de la vivienda le cayó encima al capitán Michael Fany que lo comandada, falleciendo en el acto y dejando tres niños en la orfandad.

Los dos quisqueyanos sellaron las ventanas del segundo piso, lo que detuvo la ventilación de la fuga de gas.

Una fuente de la policía dijo que la marihuana se cultivaba en el segundo piso, con cada planta en una olla grande de plástico con aislamiento de espuma de polietileno con paneles.

Nueve bomberos, seis agentes de policía, tres trabajadores de la compañía de electricidad y gas, Con Edison y dos civiles resultaron heridos por la explosión.