Lunes, 19 de noviembre, 2018 | 5:39 pm

Danilo cuestiona América Latina asuma costo lucha contra narco

El mandatario dominicano ha reclamado un cambio en el enfoque del combate a las drogas

El Presidente Danilo Medina junto al Presidente de los Estados Unidos Barack Obama.Hoy/Fuente Externa 10/4/15
El Presidente Danilo Medina junto al Presidente de los Estados Unidos Barack Obama.Hoy/Fuente Externa 10/4/15


Santo Domingo.-El presidente Danilo Medina se ha convertido en un abanderado recurrente de la necesidad de que la lucha contra el narcotráfico en la región sea replanteada debido al fuerte impacto negativo que el modelo actual ha tenido para los países productores y que sirven de tránsito para las drogas.

Medina ha reclamado que los países consumidores, que suelen ser económicamente más desarrollados, asuman una mayor cuota de responsabilidad en el combate del problema de las drogas.

En tres cumbres

El mandatario dominicano aprovechó la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá en abril de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidos de septiembre de 2015 y ahora la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) del miércoles pasado en Ecuador.

“Todos los países presentes dedicamos, y hemos dedicado durante décadas, ingentes recursos humanos y económicos a una lucha contra el narcotráfico, a la que, sin embargo, no vemos aún un final en el horizonte”, dijo el presidente en la CELAC, donde estaban reunidos los mandatarios de los países más afectados por la violencia que genera el actual modelo de combatir el narcotráfico como son los de Centroamérica, Colombia, México, Venezuela, Ecuador, Perú y República Dominicana.

Pese a la insistencia de Medina en tratar el tema, sus planteamientos no han tenido la repercusión internacional que se esperaría de una posición tan controversial.

En su más reciente intervención, el mandatario dominicano dio un paso adelante cuando planteó que los países de la región tienen que dedicar grandes cantidades de recursos a combatir el narcotráfico en sus territorios, cuando tienen importantes precariedades para atender otras áreas vitales para sus ciudadanos.

“A nadie se le escapa que nuestros Estados tienen otras acuciantes prioridades en terrenos como la educación, la salud, la energía o incluso otras áreas de la seguridad ciudadana”, manifestó.

A seguidas continuó diciendo que “desde Sudamérica hasta México, pasando por Centroamérica, República Dominicana y todo el Caribe, el tránsito de drogas con destino a su consumo, mayoritariamente en los países ricos, es un desafío constante a la estabilidad de nuestras democracias y a la vida de nuestros ciudadanos”.

Ese planteamiento hace una franca referencia a que los países consumidores deben tener una mayor carga en el combate de ese flagelo.

Frente a Obama

En su participación en la Cumbre de las Américas, frente al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el presidente Medina se refirió por primera vez al tema.

En esa oportunidad el planteamiento fue opacado porque se estaba escribiendo un nuevo capítulo de la historia con el encuentro de un presidente estadounidense con el presidente de Cuba Raúl Castro, además de la presencia de controversiales presidentes como el de Venezuela, Nicolás Maduro, y la entonces presidenta de Argentina, Cristina Fernández viuda Kirchner.

En esa oportunidad Medina insistió en que el crimen organizado, especialmente el narcotráfico, debilita la institucionalidad en los países de la región, además de que obliga a utilizar recursos de los que no dispone para combatir, desatendiendo así otras necesidades fundamentales.

“Y este combate asimétrico entre Estados frágiles y organizaciones criminales con recursos enormes, genera y alimenta el círculo de la corrupción, la debilidad institucional y la pobreza”, planteó el presidente dominicano.

La violencia

Atribuyó a esa situación la escalada de violencia que se registra en Centroamérica, la cual a su vez es causal de parte de las migraciones de la región a otros países donde no confrontan ese tipo de problemas.

“Aunque año tras año llevemos a cabo el sacrificio de dedicar ingentes cantidades de recursos públicos a la lucha contra el narcotráfico, éstos siempre palidecen frente al volumen de negocio que mueve la industria de la droga a escala continental”, añadió Medina en la VII Cumbre de las Américas.

En la Cumbre de la CELAC el mandatario dominicano planteó reformular la lucha contra el narcotráfico y aprovechar para eso la reunión de la ONU que para tratar el tema de las drogas ha sido convocada para abril próximo. Señaló que se deben abrir nuevos debates y explorar nuevos caminos.

“No podemos permitir que este tema siga centrando nuestras conversaciones, año tras año, ante el escepticismo y la frustración creciente de nuestros pueblos, sin atrevernos a abrir nuevos debates, sin explorar nuevos caminos”.
Enfatiza el presidente Medina que la ONU debe asumir enfoques para “la reducción, no solo de la oferta, sino también y muy especialmente, de la demanda de drogas”.

La violencia sale de EE.UU.

La mayor parte de la sangre en la lucha contra el narcotráfico la han derramado los países de América Latina, mientras que Estados Unidos ha ido sacando la violencia de sus calles con una velada política de “tolerancia” a la venta al detalle de algunas drogas.

Varios estados han llegado a legalizar la marihuana con el sofisma de que es para “uso terapéutico”. Incluso en Washington y Colorado la legalización ha sido más amplia, limitando sus restricciones a las que se imponen al alcohol.

Estados Unidos ha obviado el esquema bélico para combatir el narcotráfico dentro de su territorio.

Noticias Relacionadas