Súbale un chin, honorable

Súbale un chin, honorable

Dice el diputado Rubén Maldonado que el discurso de dos horas y media del presidente Luis Abinader, pudo haber quedado perfectamente bien en 30 minutos, porque según él, muchas de las cosas que dijo no se han hecho, o nadie las ha visto, dicho en buen dominicano, que son mentiras.

Ni tanto ni tan poco, si bien es cierto que ha sido el discurso más largo para una rendición de cuentas, reducirlo a media hora suena como una exageración y también habría algunos inconformes y criticando porque no dijo nada en ese corto tiempo.

Continuidad
Abinader está dejando una tarea para los políticos que son enemigos de dar continuidad a las obras del Estado que encuentran. Se ha dedicado a concluir obras sin importar quién las dejó.



El Día

Noticias Relacionadas