Domingo, 16 de junio, 2019 | 9:09 am

Maduro pide cargos a ministros gabinete

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.


CARACAS, VENEZUELA.-El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, pidió a su gabinete ejecutivo poner sus cargos a la orden para una “reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento” de su Gobierno a fin de “blindar” al país ante cualquier “amenaza”, informó ayer la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Aunque no es la primera vez que Maduro pide a sus ministros renunciar, la decisión ocurre en un momento en el que el país atraviesa una nueva fase de crisis política, luego de que el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se proclamara presidente interino.

En tanto, Rusia y Estados Unidos celebrarán consultas sobre la situación en Venezuela mañana, en Roma, confirmó ayer el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov, quien se reunirá con el enviado especial de EE. UU, para Venezuela, Elliott Abrams.

“El presidente Nicolás Maduro ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la Patria (…) ante cualquier amenaza!”, dijo hoy la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Aunque no es la primera vez que Maduro pide a sus ministros renunciar, la decisión ocurre en un momento en el que el país atraviesa una nueva fase de crisis política y tras el apagón que paralizó por cinco días a la nación petrolera, sumida ya en hiperinflación, escasez de medicinas y fallos de servicios públicos.

La crisis política venezolana se acentúo en enero pasado, cuando el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se proclamó presidente interino al considerar que Maduro usurpa la Presidencia por ganar unos comicios tachados de fraudulentos.

Guaidó recibió entonces el respaldo de más de cincuenta países, entre ellos el de Estados Unidos, que presiona a Maduro para que abandone el poder.

En medio de esta crisis de gobernabilidad, Guaidó ha sido constante en sus llamados a los funcionarios del Estado a desconocer a Maduro, quien denuncia continuamente que en su contra hay un golpe de Estado liderado desde Estados Unidos.

Además, hace más de una semana en Venezuela ocurrió un masivo apagón que dejó en la oscuridad a casi todo el país y que no pudo ser controlado hasta cinco días después.

Este fallo eléctrico afectó las comunicaciones, el transporte, los comercios y el suministro de agua.   Según el Gobierno de Maduro, un “ataque cibernético” de EE.UU. a la sala de control de la principal central hidroeléctrica del país, el Guri, ubicada en el estado Bolívar (sur), causó el fallo que se extendió a toda la red eléctrica.

Pero la oposición apunta a la ineptitud y la mala administración de millonarios recursos como la verdadera causa de la emergencia eléctrica venezolana.

La Universidad Central de Venezuela, la principal del país, presentó un análisis el miércoles sobre el apagón que rebate la tesis de sabotaje de Maduro y traslada la responsabilidad del corte eléctrico a un incendio que sobrecargó las líneas de transmisión y desactivó las salas de máquinas generadoras del Guri.

Pese a ello, el Ejecutivo venezolano insiste en que el fallo ocurrió por un “sabotaje” y un “ataque terrorista” de EE.UU. y por ello ordenó reforzar la seguridad en las subestaciones eléctricas, vigiladas desde hace años.   Como parte de esta orden, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) realizó este fin de semana ejercicios cívico-militares para “proteger” el sistema eléctrico y de aguas del país.

Mientras que Maduro realizó el sábado una inspección al complejo hidroeléctrico en Bolívar (sur), donde prometió una transformación de la estatal Corpoelec, encargada del suministro de energía en el territorio venezolano.

“Yo me comprometo con ustedes a un proceso de transformación profunda de Corpoelec, total”, dijo el mandatario a los trabajadores de la empresa.

En su visita Maduro también recordó que existe una investigación en marcha por la crisis eléctrica, en la que la Fiscalía relaciona a Guaidó.   Sin embargo, el jefe del Parlamento sostiene que el responsable de esta crisis es Maduro y así lo reiteró hoy en un encuentro con seguidores en su estado natal de Vargas (centro-norte).

El opositor se encuentra de gira por el país organizando a sus simpatizantes para lo que ha denominado como “operación libertad” y con la cual estima preparar a su gente para ir a “reclamar” el palacio presidencial de Miraflores en Caracas.

“Ya empezamos la organización de toda Venezuela para la operación libertad (…) vamos a organizarnos para seguirle hablando a los empleados públicos, a la Fuerza Armada Nacional y a todos los venezolanos que quieren definitivamente cambiar esta situación”, dijo Guaidó desde Vargas, citado en una nota prensa.