Sábado, 23 de febrero, 2019 | 4:44 am

Gastos de salud suben cada año, pese a dar servicios ineficientes

El incumbente de la Sisalril entiende que falta modificar ley; la Adars cree que falta aplicarla

info-gastos-corrientes


Santo Domingo.-Durante años se ha atribuido las deficiencias de los servicios de salud a una baja inversión en el sector, pero está evidenciado que esta no es tan famélica como se decía, ya que en realidad la población saca de sus bolsillos más del cinco por ciento del Producto Interno Bruto para cubrir esas necesidades.

En otras palabras, el gasto en salud, sea por el presupuesto que se le asigna al Ministerio de Salud Pública, por el Seguro Familiar de Salud, el pago de seguros complementarios o por el odioso copago, supera de manera considerable el monto que se está invirtiendo en el sector de la educación preuniversitaria.

Los discursos de los agentes del sector salud suelen limitarse a citar el monto que el Estado le asigna a Salud Pública, como si esos fueran los únicos fondos utilizados para atender las necesidades sanitarias de la población.

O sea, solo se habla de los RD$75,836.7 millones que este Ministerio recibió en 2017, pero no se toman en cuenta los más de RD$27,824.9 millones aportados por los prestadores de servicios a través del Seguro Familiar de Salud (SFS), ni los RD$28 mil millones que, según la Fundación Plenitud, reciben esos mismos prestadores de los bolsillos (copagos) de los pacientes cuando procuran algún tipo de atención.

Esos gastos totalizan al año RD$131,662.6 millones, una cifra similar a los RD$143,000 que se destinaron a la educación preuniversitaria en 2017. Pero podrían subir aún más, tomando en cuenta que el monto del SFS solo cubre el aporte hecho hasta septiembre de este año.

La verdadero fallo

El superintendente de Salud y Riesgos Laborales, Pedro Luis Castellanos, critica el Sistema de la Seguridad Social como está diseñado, pues entiende que hace demasiado énfasis en el mercado, viendo la salud fundamentalmente como una mercancía. “Ese es el pecado original de nuestro Sistema de Seguridad Social.

Se diseñó cuando estaba en su apogeo el neoliberalismo”, manifestó el funcionario.

Reconoce que el sistema ha avanzado en cuanto a la afiliación de contribuyentes, ya que estos pasaron de un 7.8 % antes de la creación de la ley actual a un 72 % .

Sin embargo, sostiene que está mal concebido, porque aún falta por afiliar a un 28 % de la población, eficientizar los recursos del sector y adaptar el catálogo de cobertura a las condiciones reales de la población.

Criticó que hay una serie de reglamentos que atan las manos a las autoridades, pues hasta con una carta enviada por un ciudadano quedan en suspensión decisiones importantes.

Cree que la mejor forma de mejorarlo es a través de una modificación de la Ley de Seguridad Social 87-01, la cual, según él, “ató de manos al Estado”, al dejar a los órganos representativos la potestad de decidir sobre la defensa de los afiliados.

Falta aplicar ley

Pero para el presidente de la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud (Adars), José Manuel Vargas, la culpa de las deficiencias del sector es la falta de aplicación de la legislación actual.

“Si la ley se aplica, el sistema pasaría de ser curativo a preventivo; los afiliados pagaran 100 pesos de copago y cada persona tendría un récord de salud único”, sustentó.

Reclamos.

Cada año se incrementan las quejas por fallas servicio de salud de los afiliados a las distintas ARS.

Estadísticas.

El año pasado, la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados (DIDA) recibió 27,805 reclamaciones por mal servicio, 8,037 más que en 2015.