Lunes, 25 de marzo, 2019 | 2:48 pm

El dolor pélvico crónico causa gran ausentismo laboral

Especialista dice que este malestar no se relaciona necesariamente con la menstruación

26v-27_1p01


El dolor afecta a una cantidad importante de mujeres en todo el mundo, las dolientes buscan todo tipo de razón para explicar el malestar, pero se trata en realidad de una experiencia sensitiva o emocional desagradable, asociada o no con daño tisular, asegura el doctor Eleazar Santana, coordinador de la Clínica de la Mujer del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

El especialista analiza el tema y asegura que el dolor pélvico crónico es aquel que se localiza en el abdomen bajo o pelvis, y no se relaciona con la menstruación.

Santana señaló que es un problema médico común que afecta un gran número de mujeres a nivel mundial y que provoca restricción de actividades, ausentismo laboral, con una importante disminución de la productividad, y calidad de vida en las pacientes por la inhabilidad de manejar efectivamente estos síntomas.

En Estados Unidos este problema representa un gasto en salud de aproximadamente 3 billones de dólares anualmente, dijo el galeno.

El dolor pélvico representa uno de los grandes retos para el especialista, pues el paciente que lo presenta suele haber consultado a múltiples especialidades antes de acudir a una Unidad del Dolor. Asimismo, la proximidad de los órganos reproductivos y los prejuicios asociados a estos añaden una dimensión de inhibición a comentar abiertamente los síntomas que el paciente presenta.

Las cifras

La prevalencia exacta del dolor pélvico crónico es desconocida, pero estudios indican una prevalencia del 12 % y una incidencia durante la vida de un 33 por ciento, refiere el especialista del Cedimat.

Aproximadamente un 10 % de pacientes referidas a ginecología y 44 % de las laparoscopias ginecológicas se deben a dolor pélvico crónico, asegura Santana.

Una consulta realizada a 5000 mujeres americanas entre 18 y 50 años determinó que el 15 % había tenido dolor pélvico crónico; de ellas solamente un 10 % consultaba al ginecólogo, y entre un 10-40 % de las laparoscopias se debían a esta condición.

Este estudio también evaluó el impacto en la calidad de vida de estas pacientes, concluyendo que el 25 % de las mujeres con dolor pélvico crónico pierden un día y medio de trabajo por mes, 58 % tienen restringida su actividad normal, y hasta un 1 % solicitan consulta psicológica.

Lo más preocupante, asegura, es que probablemente un gran porcentaje de mujeres no están recibiendo tratamiento adecuado para esta condición. Debido a sus múltiples posibles causas el dolor pélvico crónico puede ser difícil de diagnosticar y de tratar.

En una encuesta de pacientes con dolor pélvico crónico el 61 % reportó la causa de su dolor como deconocida, solo el 29 % r dijoque un diagnóstico ginecológico había sido realizado.

El dolor pélvico crónico debe verse como un síntoma no como una enfermedad, y de ahí el primer paso para un efectivo tratamiento es el correcto diagnóstico de sus múltiples causas, las cuales pueden dividirse en dos grandes grupos que son: causas ginecológicas, y no ginecológicas; estando las primeras lideradas por la endometriosis, llegando hasta una frecuencia de un 70 % en pacientes con dolor pélvico crónico.