Jueves, 18 de julio, 2019 | 3:39 pm

El Alfa empaña la estrella de Leonel



Acostumbrado a pelear con ventaja, el expresidente Leonel Fernández debe estar muy perturbado ante un escenario hostil y donde por primera vez la correlación de fuerza le es adversa, como quiera que se le mida.

Fernández siente que está predestinado y obligado a derrotar a su contendor en el partido, el presidente Danilo Medina. Si no lo consigue tendrá que despedirse de la política, derrotado por la fuerza del dinero y el poder del Estado, reducido a un rol insignificante, víctima del mismo modelo corrupto y clientelar que él se encargó de armar y fortalecer desde el gobierno.

Probablemente haya sido esa desesperación la que lo empujó a organizar un show artístico donde una de las dos figuras principales fuera el Alfa. Un pseudo artista que fue sancionado por insultar al patricio Juan Pablo Duarte con palabras impublicables.

Leonel debe estar muy abrumado para pagar millones por compartir escenario con un carajo que en una de sus canciones dice sin tapujos: “Si en un año no me hago millonario me doy un tiro”.

Los estrategas de Leonel deben estar muy desesperados, porque saben que es difícil vender un producto caro, de mala calidad y con fecha de vencimiento muy próxima.

Por eso no les importa que inmediatamente después del discurso del candidato subiera a escenario un “artista” gritando “Pásame la hookah, ¡Eh!/ Que el coro ya está prendío/ La mujere’ andan sin marío, ¡Eh!/Pásame la hookah ”.

El mismo que cantó: “Hasta lo ‘cover’ de los celulares/ Aquíson Louis Vuitton/ To’ lo que me pongo es caro, tú ere un locotrón//.

El mismo Alfa que canta: “Porque lo que tengo es propio no es rentao/ Millonario de repente/ Trabajando legal me busco más que el presidente/ Tranquilo, no le des mente/ Que yo soy el mejor, lamentablemente”.

Leonel simuló no inmutarse cuando el artista urbano más caro del momento, su invitado, su carnada para atraer a los jóvenes recitó esta estrofa (¿sabrá el Alfa qué es una estrofa?):

“Tú eres un dema go go/Tú rompiste el récord/Tú eres la silaba completa/Dema ga gue gui go gu/ Tú eres tú eres un Dema ga gue gui go gu”

Su único afán era demostrar su capacidad de convocatoria a cualquier precio.

Claro que a fuerza de millones (ajenos) cualquiera tiene capacidad para llenar un estadio donde se presentan artistas que son del gusto de la juventud.

Desde mi punto de vista lo criticable no es que se recurriera a esta estrategia. Lo grave es, además del gran derroche de dinero que supone contratar tantos artistas en un solo día, que no se fuera selectivo para al menos llevar algo más decente.

Me resulta difícil siquiera imaginar al muy circunspecto, al voraz lector presidente de la Funglode bailando junto a Díaz Rúa y Bauta “Jamaica, Jamaica, Jamaica, Jamaica”. O pidiéndole al magistrado Radhamés Jiménez “Dale banda de camión”.

La estrella del “León” ha sido sencillamente opacada por representantes de los antivalores como el Alfa.

Sin embargo, no debemos sorprendernos si uno de estos días el “León” nos diga como Natti Natasha después que se pasó la noche “perreando” en la disco: “No me acuerdo/Y si no me acuerdo, no pasó”.

Quienes sí deben acordarse bien son los dominicanos que han sido engañados una y otra vez por políticos que con más ambición y menos escrúpulos que el Alfa y con peor memoria que la Natti, hoy pretenden volver al poder o continuar en él, a pesar del daño que le han hecho a la sociedad.

Publicidad