Oposición lidia con renuncias a pocos días de las elecciones

Oposición lidia con renuncias a pocos días de las elecciones

Oposición lidia con renuncias  a pocos días de las elecciones

Los partidos PLD y FP, cabezas de la oposición, han sido los más golpeados con renuncias de dirigentes.

SANTO DOMINGO.-La oposición vive un mal momento o al menos esa es la idea que venden las cartas de renuncia hechas públicas por los propios renunciantes y que como forma de llamar la atención de los medios, han utilizado expresiones tan escuetas como: “Me fui”.

Los casos múltiples de conocidos y desconocidos han recolocado en el debate político el término tranfuguismo que, en República Dominicana, es aplicado a todo el que abandona su militancia en un partido político para proceder a juramentarse con la organización que mejores probabilidades de triunfo tenga.

“Es una lástima. Se ha convertido en la noticia cotidiana, es raro el día en que abra el twitter y no encuentre una renuncia en un partido, en uno de oposición”, dijo ayer Omar Fernández, candidato a senador de la Fuerza del Pueblo (FP). Y es que ha sido precisamente esta, la organización más golpeada en las últimas semanas con la renuncia de militantes de peso.

Casos recientes
El más reciente fue Carlos Guzmán, uno de los denominados aguacates (término que se utilizó para definir a los seguidores de Leonel Fernández que permanecieron en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), tras su ruptura en 2019) a nivel de culto.

Guzmán era visto como un hombre de Leonel, similar a las consideraciones que se les tienen a los senadores Félix Bautista y Dionis Sánchez, pero renunció a la FP.

También les renunció el senador de la provincia de San José de Ocoa, José Antonio Castillo. Su jugada podría considerarse hasta política, notificó de la misma cuando ya habían sido concluidos los registros de candidaturas en la Junta Central Electoral, es decir, seguirá en la boleta inutilizando así la casilla y facilitando el triunfo del oficialismo.

Pocos días después la dirección política de la FP, fraguándose un entorno similar a lo ocurrido en Ocoa, expulsó de sus filas al candidato a senador por la provincia de Samaná, John Andersón Mercedes, acusándolo de alta traición.
El hombre, siendo candidato de la FP, llegó a reunirse con militantes de esa misma organización para persuadirlos de que se fueran al PRM.

Lo chivatearon
Edward Rodríguez, un exprecandidato a senador por Montecristi abandonó el partido de Leonel y otro tanto ocurrió con dirigentes en la provincia de Azua y meses antes, hizo lo propio el senador de Santiago Rodríguez, Antonio Marte.

Este último, completó una cuota de trabajos para la Fuerza del Pueblo antes de dar el salto. A los de la Fuerza del Pueblo también renunció el actual senador de La Altagracia, Virgilio Cedano. No dio detalles.
Su curul la logró en alianza con el PRM.

No es ilegal pero…

— Falsedad
La facilidad con la que algunos dirigentes cambian de bando intentó limitarse con algunas prohibiciones en las leyes electorales que resultaron ser inconstitucionales. No es ilegal hacerlo, aunque si cuestionable moralmente.

La FP comparte mismo clima PLD
Política. El clima de inestabilidad que suscitan las renuncias y del que se había adueñado el PLD tras las elecciones del 2020, ahora parece asumirlo la FP. En el caso del PLD, las últimas salidas se materializaron en la Cámara de Diputados y en los ayuntamientos previos al pasado proceso electoral.

En algunas demarcaciones, líderes medios procuran contactarse con los directivos del Partido Revolucionario Moderno y hablan de concertar grupos para dar muestras de fortaleza ante una probable victoria del oficialismo y el deseo de pertenecer al tren gubernamental. Justicia Social, un partido que preside Julio César Valentín, un exintegrante del Comité Político del PLD, se ha convertido en la apuesta segura.

Son conocidos, viejos compañeros de partido y ante reparto de instituciones tras las elecciones presidenciales, como suele hacerse, es mucho más seguro obtener algún nombramiento en lo que, basado en las nuevas adquisiciones, debería ser un gobierno compartido.