Sábado, 20 de octubre, 2018 | 5:56 pm

Warriors deben salir airosos en la batalla frente a los Cavaliers



No sorprende que la final de la NBA sea protagonizada de nuevo por los Cavaliers y los Warriors, debido a la actuación de ambos quintetos durante toda la temporada, en sus respectivas divisiones.

Por eso, a partir de esta noche los amantes del básket tendrán en bandeja de plata un enfrentamiento que se vaticinaba desde el inicio de la temporada.

Los Warriors de Golden State y los Cavaliers llegan a la última etapa, después de una final que se prolongó al máximo, y donde los hombres claves llegan extenuados y consumidos por un trabajo extraordinario, debido a la resistencia y tenacidad que encontraron ante los Rockets de Houston y los Celtics de Boston, respectivamente.

Los Cavaliers dependerán en más de un 65 por ciento del trabajo que efectúe LeBron James, sin lugar a dudas el más extraordinario atleta que ha visto el baloncesto en toda su historia, pero en esta oportunidad obtener el título será muy difícil, ante unos Warriors que lucen un más equilibrado.

LeBron es el arma letal con que cuentan los Cavs, seguido por Kevin Love, cuya participación en el primer partido todavía está en veremos.

Por su parte, los Warriors es un ejército con material destructor en todos los frentes, encabezados por Kevin Durant y Stephen Curry, y escoltado por un batallón de primera línea en capacidad de dar al traste con cualquier rival.

Por lo tanto, estos últimos deben revalidar el título en un máximo de seis partidos, a pesar de LeBron, quien no creo que ahora podrá detener la embestida de los guerreros.