¿Se agotó el modelo económico?



La presentación del proyecto de presupuesto para el año 2018 de parte del Poder Ejecutivo, aprobado como la puesta del sol por parte del Consejo de Ministros, está caracterizado por la continuidad del endeudamiento público, una porción cada vez más importante de los ingresos destinados al pago de deudas, la incapacidad de reducir el déficit fiscal y la continuidad del incumplimiento de leyes relacionadas al mismo.

¿Estas realidades ponen sobre la mesa el que si el presente modelo económico, insaturado ya hace más de una década y media con el retorno del gobierno del PLD al poder, se ha agotado?

Visto la negación de gastar capital político en una profunda revisión fiscal, partiendo de la composición, calidad y cantidad del gasto público, incluyendo la dimensión del Estado y sus satélites, hasta la revisión de exoneraciones, bases imponibles e impuestos al consumo diferenciados, el proyecto de presupuesto refleja la esperanza de una continuidad en la creciente eficiencia y persecución fiscal, acompañada de un mayor endeudamiento interno y externo, y continuos déficits fiscales y en la cuentas cambiarias.

Sin desconocer la relatividad que representan las cifras en una economía en expansión, hay que preguntarse si podemos continuar reflejando una crecimiento económico concentrado en actividades mineras y el gasto público, frente a la caída cada vez mayor de las exportaciones no materiales y de la inversión.

Confiados en que la naturaleza nos seguirá premiando como hasta ahora, no podemos solo depender del crecimiento de servicios, como el turismo, para impulsar nuestro crecimiento a la velocidad requerida frente a las enormes urgencias.

El momento es propicio, como lo ha demostrado la permanencia de bajas tasas de interés internacionales y el apetito por deuda de las economías emergentes en los mercados de valores, para la nación enfrentar sus realidades y plantearse si hay un posible agotamiento del modelo actual, y con ello ponderar cuáles son sus alternativas. ¿Podemos seguir financiando con préstamos el 25 % de nuestro presupuesto?

Publicidad

Publicidad