Novato dominicano Carlos Ramírez es sorpresa agradable de Toronto

El novato tiene 45.2 entradas sin carreras limpias este año

Carlos Ramírez en una de sus excelentes actuaciones de este año con los Azulejos de Toronto.
Carlos Ramírez en una de sus excelentes actuaciones de este año con los Azulejos de Toronto.





Santo Domingo.-El 1 de septiembre es una fecha muy especial para los dirigentes de los equipos, porque pueden observar y evaluar más de cerca al talento joven de su organización.

Este año fue muy especial para los Azulejos de Toronto, que sin esperarlo se encontraron con el novato dominicano Carlos Ramírez, quien se ha convertido en la sorpresa más agradable de esta etapa.

Con su ascenso a las Mayores el pasado 1 de septiembre, Ramírez está coronando un año casi perfecto en el que tiene 45 entradas y dos tercios sin permitir carreras limpias en tres niveles diferentes.

El lanzador derecho tuvo un debut magistral en las Mayores, cuando el dirigente John Gibbons, de Toronto, de manera inesperada le entregó la bola frente a Baltimore en medio de un juego de tanta presión por estar 0-0 en el cierre de la décima entrada.

Ramírez como si fuese un veterano, se mantuvo tranquilo y agresivo, dominando a su antojo a los tres bateadores, que eran de la parte gruesa de la alineación de los Orioles, abriendo con ponches a Tim Beckham y a su compatriota Manny Machado, quienes lucieron muy mal frente al novato, y para completar retiró con facilidad a Jonathan Schoop con rodado por las paradas cortas. Volvió a la oncena entrada para dominar a Joey Richard, Trey Manzini y Chris Davis.

“Eso fue impresionante, impresionante para ver”, dijo el primera base de los Jays, Steve Pearce. “Se enfrentó a la parte fuerte de la alineación de los Orioles y fue capaz de hacer el trabajo. Eso es genial para el equipo de parte de un debutante”.

Fenomenal

En sus primeras cinco apariciones en las Mayores, Ramírez ha lanzado ocho entradas en las que apenas ha permitido un hit, otorgado un boleto y propinado siete ponches. “Parecía alguien confidente”, dijo el mánager Gibbons.

“Es dueño de una gran historia. Me ha demostrado mucho en muy poco tiempo”, comentó Gibbons sobre el novato dominicano. Ramírez fue firmado a los 18 años como jardinero, pero nunca bateó consistente.

En medio de la temporada de 2014, luego de batear .176 en clase “A” fue convertido en lanzador y no lo hizo mal al finalizar con marca de 1-0 y efectividad de 2.62.

Primero desde 2010

Ramírez se convirtió en el primer lanzador desde 2010 que no permite carreras limpias en niveles combinados.

El último había sido Christian Turnipseed, en 2015 con una hilera de 28 entradas y un tercio en blanco.

Publicidad
Publicidad