Domingo, 14 de octubre, 2018 | 7:31 am

La prensa y la pelota en RD



Uno de los puntos que en raras oportunidades se tocan, aunque si se hace es con muchísimo “cuidado y delicadeza”, es la relación existente desde hace años entre la Liga de Béisbol Profesional y los cronistas deportivos.

En su columna Sacando Chispas de este miércoles, el colega Bienvenido Carmona puso en blanco y negro, con claridad meridiana, los serios inconvenientes y la falta de “consideración y respeto” que ha recibido históricamente la crónica deportiva.

Hablar de ese tema, simplemente, se había convertido en un tema “tabú”, porque cuando hace años expuse el problema nadie se adhirió, aunque en privado muchos manifestaban que estaban de acuerdo con mis planteamientos.

Y qué bueno que Carmona lo tocara de nuevo, que aunque no es un problema para volverse loco, sí tiene connotación, porque entra en juego el respeto a una clase que, tal y como dije en la columna de ayer, necesita que se le respete, dado que es parte fundamental del éxito o el fracaso del espectáculo.

Si este comportamiento hacia la crónica deportiva se ha venido produciendo por años, los periodistas deportivos son los máximos culpables, porque no han unificado criterios para enfrentarlo, que ha decir verdad, creo que ha venido cambiando, aunque no con la celeridad necesaria.

El campeonato está al doblar la esquina y el “Palco de Prensa” está por concluir, tras el fatídico incendio del pasado año, con lo que quedará claro si a los cronistas deportivos se les respetará un espacio que le fue arrebatado ante el silencio cómplice de todos, porque no se puede hacer excepciones en ese sentido.

Todos los periodistas deben estar vigilantes para no seguir siendo un ente intrascendente, y desconsiderados por los dueños del circo.