La Ley de Partidos

luis-45





A decir verdad, las discusiones en torno al proyecto de Ley de PartidoS han avanzado muy poco en los últimos años, pues hoy se enchiva en el mismo fango de años anteriores.

Lo relativo a la transparencia de la financiación de las campañas, las primarias internas de los partidos y la cuota de la mujer han sido y son el lodo que no permite que las ruedas avancen.

La Comisión Bicameral ha logrado consenso donde siempre lo ha habido o, por lo menos, donde no importa mucho.
El tema de las primarias se agravaba porque ahora los partidos mayoritarios tienen de a dos gallos con rendimiento diferente en cada una de las dos galleras.

La gente de Danilo Medina y la de Hipólito Mejía entienden que les conviene que las primarias sean abiertas convencidos de que tienen más empuje afuera que solo adentro.

Mientras que la gente de Leonel Fernández y la de Luis Abinader están seguros de que adentro tienen el triunfo más fácil.

En cuanto a la publicidad de los donantes y la cuota de la mujer queda mucho por donde cortar.
En conclusión, las discusiones de la Ley de Partidos están en el mismo punto donde siempre se han quedado.

Publicidad
Publicidad