Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 4:26 am

La hipertensión es una enfermedad que mata poco a poco y sin aviso

Prevalencia. Mal que afecta al 31 % de la población, de la cual un 32 % desconoce que la padece. Llamado. Especialista aboga por crear una mayor conciencia sobre su prevención y empoderar a toda la familia.

silueta-vida-hipertensionp01


SANTO DOMINGO.-La hipertensión es una enfermedad que no avisa, pero que se puede evitar con una vida saludable y chequeos rutinarios que permitan al médico conocer las cifras de tensión arterial e historial familiar, lo cual determinará si existe algún antecedente o predisposición.

Claudia Almonte, presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología, puntualiza que las estadística en la República Dominicana sobre hipertensión arterial dejan claro que afecta a 31 % de la población, “de la cual un 32 % desconoce que la padece.

Cambio de ritmo

Almonte sostiene que para cambiar estos datos las personas -de manera individual- deben empezar a hacer ejercicios, comer saludable, bajo en sal y azúcar, mantener un peso ideal, realizar evaluaciones periódicas, conocer sus niveles de tensión arterial, disminuir o no consumir el alcohol.

“De no cambiar su ritmo el individuo se expone a padecer de hipertensión y si no se mantiene controlada puede elevar la aparición posteriormente de falla renal e insuficiencia cardiaca”, afirma la doctora Almonte.

Mayor conciencia

La galena aboga porque se cree una mayor conciencia sobre la prevención y empoderamiento de las familias.
También aspira a que desde los ministerios de Salud y Educación se focalicen los esfuerzos junto a las sociedades de Cardiología, Nutrición, Medicina Interna y Medicina Familiar, para crear lineamientos de los mismos para una mayor educación de la población en relación a salud cardiovascular.

La enfermedad

Recordó que la hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede causarles grandes daños.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en su portal web, cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, que la llevan a todas las partes del cuerpo.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias), al ser bombeada por el corazón. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

La mayoría de las personas con hipertensión no muestran ningún síntoma. En ocasiones, causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre.

Si no se controla, indica Almonte, puede provocar un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón y, a la larga, una insuficiencia cardiaca.

Mayor riesgo

Las personas tienen un riesgo más alto de sufrir hipertensión arterial si son afroamericanos, obesos, si con frecuencia se estresan o ansiosos, toman demasiado alcohol (más de 1 trago al día para las mujeres y más de 2 para los hombres), consumen demasiado sal, tienen un antecedente familiar de hipertensión arterial, diabetes y si fuman.

Los valores

La presión sanguínea se considera normal cuando está por debajo de 120/80 mm Hg y se considera HTA cuando está por encima de 140/90.

Por su parte, los valores de tensión que van de 130-139/80-89 mm Hg se consideran prehipertensión, que nos hacen más susceptibles a padecer HTA.

En otros casos, solo uno de los dos valores se encuentra por encima de los valores normales. Cosa que también se debe tener en cuenta ya que resulta igualmente nocivo.

El tratamiento

Si se sufre de hipertensión, el tratamiento médico consistirá en recetar un medicamento antihipertensivo. Si la tensión mejora nunca dejar de tomar la medicación sin consultar con el médico.

50 % De la población que la padece.
No la tiene bajo control, a pesar de conocer su estado y tener medicación adecuada.