Lunes, 24 de septiembre, 2018 | 1:39 pm

COE aumenta a 15 las provincias en alerta verde por efectos onda tropical Beryl

aguaceros


SANTO DOMINGO.- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) aumentó este lunes a 15 las provincias en alerta verde por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, producto de los efectos de la onda tropical Beryl.

Las provincias en alerta son Sánchez Ramírez,  La Vega,  El Seibo, San Cristóbal,  Monseñor Nouel,  La Altagracia,
María trinidad Sánchez,  Monte Plata,  La Romana, Hermanas Mirabal,  San Pedro de Macorís,  El Gran Santo Domingo, Hato Mayor, Duarte en especial Bajo Yuna y  Samaná.

De acuerdo al boletín de la Oficina Nacional de Meteorología, campos nubosos se registran en
algunos puntos de la porción oriental del país, asociados a los remanentes de la onda tropical Beryl,  localizada sobre Puerto Rico.

Indicó que ha medida que este fenómeno natural  desplace hacia el oeste/noroeste, estará generando bastante humedad e inestabilidad sobre el territorio, para provocar  nublados frecuentes acompañados de aguaceros siendo de moderados a fuertes localmente con tormentas eléctricas y ráfagas de viento en varias provincias del país, siendo estos aguaceros más notorios hacia las regiones este, Noreste, Sureste, Cordillera Central y la Zona Fronteriza.

Las autoridades exhortaron a los organizadores de campamentos de verano y excursiones en área montañosa y
balnearios en las provincias bajo alerta, a tomar las medidas preventivas de lugar a los fines de evitar ser
sorprendido por crecidas o deslizamiento de tierra.

Mientras que en la costa Atlántica y Caribeña, se les recomienda a los operadores de las frágiles, pequeñas y medianas embarcaciones navegar con la debida precaución cerca del perímetro costero sin aventurarse mar adentro
debido a olas y vientos anormales.

El COE enfatizó que ante la ocurrencia de aguaceros, los residentes en zonas de alto riesgo que habitan próximo a ríos, arroyos y cañadas deben estar atentos y tomar las medidas de precaución necesarias por posibles crecidas e inundaciones repentinas.