Miércoles, 22 de mayo, 2019 | 12:13 am

Solo por gracia se alcanza la salvación



¿Qué debo hacer para alcanzar la salvación? Esta es una pregunta que goza de muchas respuestas acompañadas de una serie de requisitos que tienden a alejar a quienes tratan de acercarse a Dios.

Sin embargo, la respuesta es tan sencilla como el mismo amor que nos demuestra nuestro creador, al seguir perdonando aunque le fallemos miles de veces: alcanzamos la salvación por “gracia”.

“Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios”, dice Efesios 2:8-9.

Esto quiere decir que no hay nada que podamos hacer para salvarnos, excepto creer en Jesús y confesarlo como nuestro creador (Romanos 10:9).

No es un premio por las cosas buenas que hacemos ni por lo correcto que nos portemos. Es por la bondad de Dios (Efesios 2:9).

Pero ¿qué significa ser salvo? La Biblia describe el acto de la salvación como la liberación del pecado (Mateo 1:21). Dios mandó a su hijo, Jesús para enseñarnos a vivir una vida correcta, apegada a sus principios, leyes y mandamientos, para que podamos ser bendecidos.

Librarse del pecado es gratis y todos deberíamos procurar llegar a ese punto si queremos ser salvos, porque según la palabra de Dios, “todos somos pecadores”, Romanos 3:9-11.

Así que no importa cuánto nos esforcemos por hacer el bien, si no aceptamos a Dios en nuestro corazón, no recibiremos ese regalo.

Publicidad