Sábado, 20 de julio, 2019 | 4:27 pm

Manifestantes exigen al Gobierno acciones para reducir presencia de ilegales haitianos

Parte de los manifestantes que se apostaron en el parque Duarte de la Zona Colonial.
Parte de los manifestantes que se apostaron en el parque Duarte de la Zona Colonial.


SANTO DOMINGO.- Decenas de personas se congregaron este miércoles  en el parque Duarte de la Zona Colonial para exigir al Gobierno que tome acciones para reducir la presencia de ilegales haitianos en el país.

Los manifestantes cercaron el espacio de la estatua del padre de la patria  con pancartas y afiches que mostraban acciones criminales que les atribuyen a la comunidad haitiana, mientras que de un lado estaban agrupadas las personas haciendo sus peticiones a través de un micrófono  que se escuchaba en un camión disco light.

La concentración estaba compuesta por seguidores de diferentes grupos  que pedían   se respeten los símbolos patrios, así como la frontera y todo el territorio nacional, y llegaron allí para impedir que otro grupo “pro haitiano” ocupara el lugar para hacer un acto en contra de la nacionalidad.

El grupo estaría encabezado por el nieto de Juan Bosch, Matías Bosch, a quien tildaron junto a los que le acompañaban de traidores a la patria.

Jaime Rincón, uno de los voceros de la coalición, expresó que no son racistas, pero que piden que el Gobierno haga deportaciones masivas respetando los derechos de los inmigrantes, y que sean las autoridades haitianas que entreguen documentos a sus ciudadanos

Dijo que es inaceptable que los dominicanos tengan que pagar  cinco mil millones de pesos al año por las haitianas que paren en los hospitales de este país, al igual que otros gastos en salud y educación.

Acusaron al Gobierno,  los miembros del Comité Político y a la oposición de estar vendidos y en contra del país, porque supuestamente se están beneficiando de la situación porque mantienen negocios lucrativos con el tema haitiano.

Algunas de las pancartas señalaban que los haitianos han traído el irrespeto al país y le atribuyen haber cometido más de 400 crímenes en dos años.

La concentración estaba compuesta por seguidores de diferentes grupos  que pedían   se respeten los símbolos patrios, así como la frontera y todo el territorio nacional, y llegaron allí para impedir que otro grupo “pro haitiano” ocupara el lugar para hacer un acto en contra de la nacionalidad.

El grupo estaría encabezado por el nieto de Juan Bosch, Matías Bosch, a quien tildaron junto a los que le acompañaban de traidores a la patria.