Martes, 21 de mayo, 2019 | 3:37 pm

La construcción de politécnico detenida por la burocracia

Condiciones. Las aulas del liceo parroquial están sobrepobladas. Alerta. Cristo Rey carece de un centro como el reclamado.

La escuela de La 40   en el sector de Cristo Rey  tiene alumnos de inicial.  José de León
La escuela de La 40 en el sector de Cristo Rey tiene alumnos de inicial. José de León


SANTO DOMINGO.-El director de Comunicaciones del Ministerio de Educación manifestó ayer que esa institución y el Ayuntamiento del Distrito Nacional se pusieron de acuerdo con el párroco del sector La 40, de Cristo Rey, para la adquisición de los terrenos donde se construirá el politécnico de la comunidad.

Glenn Davis Felipe indicó que para hacer efectiva la compra hay una serie de procesos que se deben agotar, pero el Ministerio está dispuesto a realizar la edificación.

Agregó que en los próximos días el Minerd anunciará cuándo se iniciará.

 Terreno propiedad del ADN ubicado en la Nicolás de Ovando.

Terreno propiedad del ADN ubicado en la Nicolás de Ovando.

Sin embargo, el padre José Luis Hernández dijo que Henry de los Santos, el enlace entre el Minerd y la escuela, le expresó al párroco que se reunirían para conversar sobre la situación y que en dos ocasiones lo ha dejado esperando.

“Él mismo quedó en llevarnos ante el Ministro y prometió acercarse al lugar la semana pasada”, explicó el reverendo, quien detalló que ya no pueden seguir esperando por las autoridades y que de no efectuarse esta semana un acercamiento posiblemente irán a las calles.

Escuela

El padre José Luis Hernández detalló que el Liceo Parroquial San Pablo Apóstol fue construido sobre las ruinas de la cárcel de la 40 , de la época de Rafael Leonidas Trujillo.

Con el crecimiento del sector se le fueron agregando niveles a la construcción, la cual no posee biblioteca, salón de actos, salón de profesores adecuado, comedor y patio para que los estudiantes realicen el recreo. Además de la falta de seguridad que hay en el plantel.

El religioso explicó que el sótano sobre el que está hecha la construcción se ha ido agrietando y los jóvenes que vienen de la cancha deben subir de dos en dos.