Sábado, 25 de mayo, 2019 | 3:27 pm

Haití, otra vez



La convulsa situación que se vive en Haití repercute directamente en República Dominicana y otros países que, independientemente de hallarse fuera de la zona geográfica del Caribe, siguen de cerca los acontecimientos. Entre ellos Francia y varias naciones de Europa.

Dos estamentos nacionales siguen de cerca los acontecimientos. Desde el punto de vista diplomático es vital la mirada que hace el Ministerio de Relaciones Exteriores; y está la parte de la seguridad fronteriza, que atañe al Ministerio de Defensa.

Una y otra cartera tienen un papel fundamental ante la situación que se vive, hora a hora, en la nación vecina.

En Haití tenemos un personal diplomático y ciudadanos civiles y comerciantes que llevan décadas establecidos en esa comunidad. Otros residen en poblaciones fronterizas muy vulnerables cuando se producen situaciones de inestabilidad política.

Y como en este caso, asociada a una preocupante crisis económica y desabastecimiento de alimentos y combustibles.

Afortunadamente, hay medidas de prevención tomadas recientemente, que incluyen la movilización de militares dominicanos en número necesario para garantizar la vigilancia y seguridad en todo el cordón fronterizo. En Haití hace falta una gran dosis de sensatez.

La incertidumbre prima, pero esperamos que en las próximas horas se produzca el diálogo necesario y de concertación responsable. En eso deben enfocarse los sectores envueltos en este momento convulso.