Curry admite que debe jugar mejor que nunca; James que sólo desea el título

0
41
Curry
Curry

 Redacción Deportes.– La suerte para conocer al nuevo campeón de la NBA quedará echada hoy por la noche cuando los Warriors de Golden State y Cavaliers de Cleveland, con la serie de las Finales empata a 3-3, disputen el séptimo y decisivo partido en el Oracle Arena de Oakland.

Los grandes protagonistas y estrellas individuales serán una vez más el base Stephen Curry, de los Warriors, y el alero LeBron James, de los Cavaliers.

Ambos admitieron que el séptimo partido era lo que querían disputar, pero también que en el mismo ya no habrá ningún tipo de margen de error para ninguno de los dos equipos porque no se dará un mañana, el que pierda se quedará sin el título con el que sueñan.

Curry es el primero en reconocer que si no mejoran en su juego individual y de equipo de como lo hicieron en los dos últimos partidos, sus posibilidades de levantar el trofeo de campeones por segunda temporada consecutiva serán reducidas.

“Necesito jugar mi mejor partido del año o de mi carrera debido a todo lo que está en juego”, subrayó Curry.

“Eso no significa que anote 50 puntos. Eso significa controlar el ritmo del partido. Ser agresivo cuando tenga que serlo y presionar la situación, pero hacerlo bajo presión».

Nada nuevo en la fórmula triunfal de los Warriors que tuvieron durante toda la temporada histórica, que les permitió conseguir la marca de 73 victorias y anotar 1.077 triples.

Pero en los últimos dos partidos de la serie, los Warriors solo acertaron el 36 por ciento en los tiros desde fuera del perímetro con el alero Harrison Barnes en plena crisis al fallar 10 de 13 intentos de triple y anotar 2 de 22 en los de campo.

“No se ve la clase de ritmo y fluidez, la energía con la que jugamos del lado ofensivo”, admitió Curry. “Perdimos el quinto y sexto partido, no por que falláramos tiros abiertos, sino también porque tuvimos colapsos defensivos.

Se pueden observar y analizar los dos lados». Curry destacó que el análisis final es que no saben porque dejaron de ser el equipo ganador y seguro de la temporada regular por lo que tendrá que ser en el séptimo cuando vuelvan a poner en su lugar todas las piezas de su mejor baloncesto.

Si lo hacen con éxito les espera la segunda coronación consecutiva, que pondrá el broche de oro a una temporada regular única e histórica, si no lo consiguen, entonces también sufrirán el mayor colapso en unas Finales de la NBA.

Mientras, dentro de los Cavaliers sucede todo lo contrario. James admitió que cada día conocen mejor a su rival y saben cómo jugarle de cara a mantener la racha ganadora.

Pero sobre todo que los Warriors en los dos últimos partidos no han tenido respuestas a su juego ofensivo arrollador que le dieron 41 puntos anotados en cada uno de ellos.

James prácticamente ha colocado sin ayuda a los Cavaliers en la víspera del título con actuaciones consecutivas magistrales en cada una de las facetas del juego que evitaron su eliminación.

Aparte de los 82 puntos combinados, James también ha conseguido 24 rebotes, 18 asistencias, siete triples, seis tapones y solo tres pérdidas de balón en los mismos partidos y además lidera la serie en puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos.

Nada de eso le interesa de cara a conseguir el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la serie sino que lo único que le vale y desea es el título y para eso quiere progresar en todos los aspectos.

“Empiezo a aprender de mis errores y ver más película, ver las maneras en las que me están defendiendo, como defienden al equipo, busco la forma de ser más eficiente”, explicó James.

“He mejorado conforme la serie avanza y ahora lo único que deseo es el título no el premio de MVP».

-- publicidad --