Sábado, 23 de marzo, 2019 | 9:10 pm

Costa Rica celebra la segunda vuelta sin incidentes

Cierre. El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) cerró las mesas e inició el conteo de votos. Fallo. La decisión oficial se conoce hoy.

Fabricio Alvarado, uno de los favoritos en la segunda vuelta, con 43 años, podría gobernar Costa Rica desde mayo.  AP
Fabricio Alvarado, uno de los favoritos en la segunda vuelta, con 43 años, podría gobernar Costa Rica desde mayo. AP


SAN JOSÉ, COSTA RICA.-Costa Rica concluyó ayer la segunda ronda de elecciones presidenciales tras una jornada de 12 horas, con un país polarizado entre el predicador evangélico Fabricio Alvarado y el exministro oficialista Carlos Alvarado.

Unos 3,3 millones de costarricenses fueron convocados a las urnas para sufragar en 6,600 centros electorales.
Costarricenses en el exterior votaron horas antes en los 52 consulados habilitados para recibir sufragios, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los dos candidatos votaron con pocos minutos de diferencia y fueron recibidos por multitudes en diferentes puntos de la capital.

Fabricio Alvarado llegó en medio de un tumulto de cornetas y banderas azul y amarillas del conservador partido Restauración Nacional (RN), mientras simpatizantes coreaban su nombre en la escuela Joaquín García Monge de Desamparados, sur.

“Tenemos reportes de una gran participación, esperamos un resultado contundente a favor nuestro”, declaró el aspirante evangélico, interrumpido por una mujer que exclamó “Gloria a Dios, Fabricio mi presidente”, al llegar a saludarlo.

“Vamos a tener un gobierno que de una vez por todas vuelva sus ojos a los más pobres, a la gente que más lo necesita”, agregó el candidato.

En la localidad de Pavas, oeste de San José, Carlos Alvarado fue recibido por centenares de seguidores que se aglomeraron a su alrededor con banderas rojiamarillas de su Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda).
“Es un hermoso momento, lleno de emoción y alegría.

Agradezco tanto afecto y amor por Costa Rica”, declaró Carlos Alvarado, quien llegó a votar junto a su esposa, Claudia Dobles; y dirigentes de otros partidos que apoyaron su candidatura.

Tras votar, manifestó que “queremos no solo preservar la democracia, la paz y el respeto a la naturaleza, sino proyectar a Costa Rica al futuro, y pedimos su voto para trabajar duro para sacar adelante este país”.

Los candidatos presentan visiones contrapuestas, una de ellas basada en el conservadurismo religioso, opuesto al matrimonio homosexual, impulsada por Fabricio Alvarado, un exdiputado y periodista de 43 años.

Su contrincante, Carlos Alvarado, un exministro de Desarrollo Social de 38 años, periodista y politólogo, pregona en tanto una agenda que incluye el apoyo al matrimonio homosexual y a un estado laico.

La marcada diferencia de propuestas generó un clima áspero de enfrentamiento entre seguidores de las dos tendencias en redes sociales.

Los candidatos no son familiares, pese a compartir el mismo apellido.

Datos generales

—1— Regreso
Las personas que viajaron por el feriado de Semana Santa regresaban a sus casas para votar ayer.
—2— Favorito
En la primera ronda electoral, el 4 de febrero, Fabricio Alvarado fue el candidato más votado con 24,9% de los sufragios.
—3— Economía
Costa Rica ha mantenido una economía estable los últimos años, con niveles de crecimiento cercanos a 4%. Según el Banco Mundial, el PIB costarricense creció 3,9 por ciento en 2017.