Sábado, 20 de octubre, 2018 | 2:20 am

Una reflexión



El sociólogo francés Auguste Comte sugirió “el amor como principio, el orden como base, el progreso como fin”.

Todo esto se resume en la importancia de actuar de manera disciplinada para alcanzar las metas deseadas.

Todos tenemos sueños, pero para materializarlos, se necesita una alta dosis de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo.

Si no se adopta este camino, el éxito en nuestras vidas recorrerá una ruta contraria, la que conduce al fracaso.