X

Síndrome Premenstrual puede afectar la calidad de vida de las mujeres

La mujer es un ser especial, tanto en su rol en la sociedad como en su especie. Su organismo está perfectamente diseñado para llevar en su útero a una o varias crías y mantenerlas con vida hasta el día del alumbramiento. Además, también está “diseñada” para alimentarla.

Pero antes de que todo esto ocurra, la mujer debe “desarrollarse” (como coloquialmente le dicen a la “regla”, menstruación o período).

Este proceso consiste en un sangrado vaginal normal que ocurre como parte del ciclo mensual de la mujer. Todos los meses, su cuerpo se prepara para un posible embarazo. Si esto no ocurre, el útero, se desprende de su recubrimiento.

Esta es la sangre menstrual, que sale del cuerpo a través de la vagina. Esta sangre es parte del tejido del interior del útero.

Los períodos suelen comenzar alrededor de los 12 años y continúan hasta la menopausia, cerca de los 51 años. La mayoría de las menstruaciones dura entre tres y cinco días.

Esto viene acompañado de algunos síntomas, tales como: dolores o calambres, abdominales o pélvicos, dolor de espalda baja, hinchazón y dolor en los senos, irritabilidad y cambios de humor o cansancio. A pesar de que estos síntomas son considerados normales, en algunas mujeres estos suelen ser mucho más intensos. Tanto, que pueden mermar su calidad de vida.

Cuando esto ocurre se le denomina Síndrome Premenstrual (SPM), según la doctora María del Pilar Vargas Porras, ginecóloga-obstetra en la Clínica Integral de la Mujer de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), quien dice que las mujeres que lo padecen pasan los años reproductivos tratando la depresión y dolor. Pero… ¿en qué consiste el síndrome premenstrual? Vargas Porras, indica que se trata de síntomas físicos o emocionales que ocurren de manera característica de cinco a diez días antes de la menstruación.

La mayor incidencia

“Estos síntomas cesan cuando comienza su periodo o poco después. Puede afectar a las mujeres menstruantes de cualquier edad y sus manifestaciones varían para cada mujer afectada”, agrega.

Esta condición tiene mayor incidencia en las mujeres que se encuentran entre los 20 y 40 años de edad y las que tienen al menos un hijo.

De acuerdo a estadísticas internacionales, se estima que el 80 por ciento de las mujeres sufren molestias con la menstruación, que más o menos 30-40 por ciento sufre del síndrome premenstrual; y que algo menos del 10 por ciento sufre de la forma más severa: el síndrome disfórico premenstrual.

Causa indeterminada

En cuanto a las posibles causas de esta condición, la doctora refiere que todas las investigaciones realizadas aún no han dado con resultados exactos, ya que algunos estudios indican que se debe a un desorden fisiológico, mientras que otros se basan en teorías psicógenas.

“Sin embargo, podríamos decir que está claramente vinculado a los cambios hormonales durante el ciclo menstrual.

El estrés y los problemas emocionales no parecen causar, pero lo empeoran. Generalmente, el diagnóstico es basado en sus síntomas, en cuanto ocurren, y en cuanto afectan su vida”, explica Vargas Porras, quien también es especialista en cirugía laparoscópica.

Entre los aspectos en común de las mujeres diagnosticadas con SPM, la galena dice que se encuentran la baja producción de plasma de las beta endorfinas durante la fase lútea, lo cual es asociado a los síntomas de la enfermedad.

Un dato importante que destaca Vargas Porras es la deficiencia de serotonina (la hormona relacionada al bienestar y felicidad) en las pacientes con síndrome premenstrual. Por lo que las mujeres con depresión o antecedentes de depresión son más propensas a padecerla.

Es probable que muchos se pregunten si es posible que este síndrome afecte la fertilidad de la mujer. Según algunos expertos, es posible.

Esto se debe, a que cuando las hormonas mensuales no están en sincronía entre ellas mismas, varias etapas que tienen relación con el óvulo no cumplen su función efectivamente. Algunas de estas son el crecimiento, maduración y liberación de este.

La especialista dijo que a su vez, esta circunstancia afecta directamente al endometrio, ya que no estará preparado para implantar o recibir el óvulo fecundado. Otra coyuntura que genera la imposibilidad de fecundar a un hijo, es que cuando las porciones de estrógeno y progesterona no están iguales, el mismo óvulo no podrá ser liberado.

Concluyó diciendo que para su tranquilidad, hay agentes esenciales para el cuerpo que ayudan a traspasar estos obstáculos, y así poder ser fértil en esos días. Deben ingerir un buen régimen alimenticio, rico vitaminas y minerales.

Hay dos tipos de síndromes que afectan mujeres

La galena dijo que existen dos tipos de Síndrome Premenstrual que se manifiestan en las mujeres de diversas maneras, el primer tipo pautado por cierto desánimo, como desgana, falta de energía y sensación de depresión.

Mientras que el segundo tipo produce en las féminas agresividad y una mayor vulnerabilidad a su entorno.

¿Qué hacer para mejorar las molestias?

Consejos. Basicamente, para mermar las dolencias, la especialista indica que lo mejor es apostar a un cambio de vida más saludable, como hacer ejercicios con frecuencia y llevar una alimentación balanceada. Con esto, se verán las mejoras en dos o tres meses.

Dormir bien, manejar el estrés, mantener los niveles de glucosa en la sangre estables y no fumar también están entre las recomendaciones.

“De no funcionar estos cambios, lo ideal sería optar por una terapia farmacológica para ayudarnos a resolver la mayoría de los síntomas”, agrega. El tratamiento correcto es modificar el cambio patológico subyacente de las hormonas neuronales.

Este website usa cookies.