Proyectos en manos de Odebrecht equivalen al 15 % de deuda pública

La estimación es del economista Antonio Ciriaco, quien criticó préstamos

Parte del Corredor Duarte construido por Odebrecht en el Distrito Nacional.
Parte del Corredor Duarte construido por Odebrecht en el Distrito Nacional.


Santo Domingo.-Entre presas, carreteras e hidroeléctricas, las 17 obras asignadas a Odebrecht sobrepasan los RD$200 mil millones, lo que equivale a unos US$4,255 millones, cifra que representa alrededor del el 15.5 % de la deuda pública total del país.

Los datos fueron revelados por la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) usando como cálculo la tasa actual del dólar.

Esta cifra de contratos obtenidos coloca a la multinacional entre las empresas extranjeras que han obtenido los mayores beneficios en República Dominicana en el sector construcción. Además, es la principal empresa de Brasil con presencia en el territorio nacional.

Su principal competencia, que era la también empresa brasileña Andrade Gutiérrez y otras compañías locales, no se le asemejan a los beneficios obtenidos por Odebrecht.

Impacto

Para el economista Antonio Ciriaco, decano de la Facultad de Economía de la UASD, el financiamiento de estas obras está siendo pagado por los contribuyentes y también deberá ser cubierto por parte de las generaciones futuras.

“Eso les va a costar a los dominicanos más impuestos, porque es un financiamiento que tiene un peso muy importante… Es una situación que hay que repensarla”, manifestó Ciriaco. El experto indicó que la situación es peor por las alegadas sobrevaluaciones que han sido expuestas.

Indicó que si se adapta al país el incremento en sobrevaluaciones que han expuesto ejecutivos de Odebrecht en Brasil, se tendría un sobrecosto de hasta US$1,000 millones.

“Eso sería equivalente a unos RD$44 mil millones, y eso es inaceptable”, manifestó.

“Al fin y al cabo somos nosotros los contribuyentes quienes pagamos estas inobservancias de los diputados y senadores, en el sentido de aprobar préstamos muchas veces sin discutir, sin analizar, sin presentárselos a la población y sin ver cuáles son los costos-beneficios de estos financiamientos”, continuó diciendo. Detalló que en la actualidad la deuda del país representa el 50 % del Producto Interno Bruto.

Proyectos

Dentro de los 17 proyectos de la multinacional se encuentran dos hidroeléctricas, tres acueductos, una central de generación, autopistas, túneles y corredores, entre otros.

En el caso de la Circunvalación de La Romana el costo de esta obra rondó al final los US$76 millones.
Además, solo durante los años 2009 y 2010 se aprobaron dos contratos de US$48.7 millones y US$52.7 millones, respectivamente, para el Corredor Duarte.

Entre las obras que componían este proyecto estaban túneles, elevados y pasos a desnivel para mejorar el tránsito en el Distrito Nacional.

También, solo en el mes de septiembre de 2011 por este hemiciclo pasaron tres préstamos que ascendieron a US$584 millones.

Los mismos estaban destinados a la construcción de las carreteras Bávaro-Uvero Alto-Miches-Sabana de la Mar, la de El Río-Jarabacoa y una adenda para el acueducto de Samaná.untitled-1

Otras obras que también tuvo a su cargo Odebrecht, cuyo financiamiento fue sancionado en el Congreso, fue el acueducto múltiple Hermanas Mirabal, con un costo de US$110.2 millones; la Circunvalación Norte, donde se destinaron unos US$130 millones; la hidroeléctrica de Pinalito, que terminó en unos US$300.

Así mismo, la hidroeléctrica de Palomino, cuya inversión fue de US$400 millones; la carretera Casabito Constanza, el Boulevar Turístico del Este, el Corredor Duarte II; la carretera El Río-Jarabacoa, la autopista del Coral y el acueducto de la Línea Noroeste.

Completa la lista la construcción de las plantas a carbón de Punta Catalina con una inversión de US$2,040 millones, la cual se encuentra en ejecución.

Este número de obras llevo a Odebrecht y sus socios a ganar cientos de millones de dólares.

Opinión

* Por Julio César de la Rosa

Fortalecimiento

Nosotros cuestionamos el hecho de que la función del legislador, que es legislar, fiscalizar y representar, no sea asumida como establece la Constitución.

Vemos con pena como legisladores aprueban un proyecto de ley sin ni siquiera leerlo, y más allá, de leer sin saber el contenido, la esencia de lo que están aprobando.

Por eso nosotros entendemos que se deberá profundizar en cuál es el papel del legislador y en eso deben hacer su papel los partidos políticos.

Que no tengan legisladores a los cuales les bajan líneas para que aprueben proyectos sin saber cuáles serían las consecuencias en el futuro, abandonando de esta forma su misión.

Esto provoca que el Congreso, que debería servir de contrapeso para el Ejecutivo, no esté ejerciendo su papel y por vía de consecuencia constituye esto un perjuicio para el país, dejando que el Ejecutivo elabore un proyecto de ley, lo envíe al Congreso y que este actúe como un sello gomígrafo.

Con estas acciones el Ejecutivo actúa a sus anchas y no se está cumpliendo la división de poderes que debería existir.

*

Publicidad
Publicidad