Lunes, 17 de diciembre, 2018 | 5:11 am

Nueva ley partidos dificulta alianzas

Plazos. El 7 de junio de 2019 es el límite para la determinación de reservas de alianzas. Candidatura. Busca el renacimiento del PRD.

Tony Peña Guaba durante una visita al periódico El DÍA.
Tony Peña Guaba durante una visita al periódico El DÍA.


SANTO DOMINGO.-La Ley de Partidos Políticos hace casi imposible las alianzas, según consideró ayer el secretario general del Partido Revolucionario Dominicano, Tony Peña Guaba.

Explicó que eso se debe a que la referida ley fija el plazo hasta el siete de junio de 2019 para la determinación de alianzas y reservas, y el seis de octubre para las primarias, donde se escogerán los candidatos, por lo que los partidos se verán forzados a pactar sin saber quiénes estarán en las boletas.

Además de ello, indicó que los grandes partidos en la actualidad presentan divisiones internas y que estas provocarían que el 20 % de reservas de candidaturas y alianzas sea utilizado en su mayoría a reservar candidaturas para resolver sus conflictos internos.

“En este momento a cualquier partido le es imposible formar una alianza, porque un 20% es muy poco, teniendo reservas internas para hacer alianzas políticas”, dijo Peña Guaba.

Aspiraciones políticas

Para Peña Guaba este es el momento idóneo para aspirar a la presidencia, ya que existe un espacio en el país, debido a la carencia de políticos con propuestas, así como para que el PRD se recupere.

En ese orden, expresó que él es un candidato que tiene un linaje histórico, con propuestas políticas y debate de ideas definidas.

En cuanto al PRD, dijo que es necesario que el partido renazca y para ello se requiere reenamorar a los propios perredeistas, y a la población.

Manifestó que dentro del Partido Revolucionario Dominicano existe un grupo que desea continuar con la alianza que hay con el partido de Gobierno, pero otro grupo mayoritario no está de acuerdo en continuar con el pacto.
En ese sentido, admitió que el partido de turno no complace al PRD ni como Gobierno ni como alianza política.