Sábado, 18 de agosto, 2018 | 8:07 am

La resistencia al cambio y una convención en el PRM

luis-143


El Partido Revolucionario Moderno celebró hace más de una semana una convención en la que votaron menos de 200 mil personas y se fueron a contar los votos a lo bruto.

Solo han podido declarar ganadores a los evidentes, aquellos que no necesitaban más que un ábaco para el cómputo.

Los mismos que reclamaban que en las elecciones pasadas se contaran manualmente más de cinco millones de votos, que en verdad eran más de 15 millones, porque se votaba de manera simultánea en las presidenciales, congresionales y municipales, hoy lucen empantanados con menos votos que los emitidos en un municipio en el proceso general.

El contar se ha complicado porque se ha producido un sunami contra al “statu quo” partidario y una nueva generación se ha levantado sobre los hombros de una militancia que apuesta a los nuevos rostros y las nuevas formas de hacer política.

También se ha complicado porque quienes pensaban que serían más votados se han dado cuenta de que sin el “llenado de actas” quedarán lejos de sus objetivos.

El PRM incluyó que el candidato a vicepresidente nacional más votado fuera automáticamente Presidente en Funciones y por lo tanto en ese nivel cada voto cuenta.

Pasará Semana Santa y difícilmente el PRM pueda emitir un boletín definitivo.