Lunes, 12 de noviembre, 2018 | 5:54 pm

La inteligencia del Frente Amplio



El Frente Amplio ha dado clases de inteligencia política a la oposición en la República Dominicana, aunque encontró pocos condiscípulos dispuestos a sentarse en el pupitre.

Su inteligente accionar le permitirá salir tan bien posicionado que a partir del 15 de mayo se convertirá en la fuerza minoritaria más auténtica y relevante del país.

Desde el principio entendió que la cultura política dominicana tiene muy arraigadas las polarizaciones. Nuestro pueblo no asimila las mediatintas, los grises no gustan ni en el clima, a pesar de las hermosas que suelen ser las tardes nubladas.

El Frente Amplio fue el primer partido que asumió en serio lo de crear una convergencia opositora para consolidar un bloque frente al oficialismo. Lo asumió y empezó a promoverlo, aún antes de que el Partido Revolucionario Moderno empezara a tomar forma.

Sus dirigentes sobrepusieron sus objetivos políticos-electorales al ego o megalomanía, en el entendido de que solo un bloque opositor compacto tendría posibilidades de competir de tú a tú con un Partido de la Liberación Dominicana, que se ha convertido en una extraordinaria maquinaria electoral y que lleva como candidato a un Presidente que se embarcó en un proyecto reeleccionista impulsado por unos niveles de aceptación tan altos que le reconocían hasta sus “opositores naturales”.

Guillermo Moreno y Minou Tavárez Mirabal prefirieron satisfacerse viendo sus rostros en boletas que tendrán poco peso en la definición del Poder más allá del 15 de mayo, en vez de sumarse a la compactación de las fuerzas opositoras. Eduardo Estrella siguió el camino inteligente y se unió a la Convergencia Opositora y por eso saldrá bien librado.

El Frente Amplio obtendrá un caudal de votos a nivel congresual y municipal tan importante que le garantizará asientos en el Congreso Nacional y en los ayuntamientos más importantes del país.

Incluso el PRM tiene lecciones que aprender del Frente Amplio, pues en el ejercicio de conformar su boleta le faltó visión, como fue la torpeza de llevar un candidato propio a la Alcaldía de Santo Domingo Este, en vez de apoyar al que ya había elegido su aliado y que además era la mejor carta para enfrentar al PLD en esa demarcación.

A partir del 15 de mayo el Frente Amplio será, sin lugar a dudas, un Partido adulto que podrá exhibir la inteligencia política que le faltó a otros que han contado con un gran respaldo mediático.

El Frente Amplio es merecedor de todo lo que ganará en las próximas elecciones y del sitial político que tendrá en el futuro inmediato.

José Monegro

Publicidad