Martes, 16 de octubre, 2018 | 10:28 pm

La CIDH sesionará en el país invitada por el Gobierno

Presencia. Los miembros del organismo estarán en el país durante una semana en una sesión de trabajo. Jornada. Sostendrán audiencias solicitadas por países miembros.

info-cidh


SANTO DOMINGO.-Luego de su último informe, en el que incluye al país entre las naciones que violan los derechos de sus ciudadanos e inmigrantes, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) se establecerá en suelo criollo, donde llevará a cabo el 168 Período Extraordinario de Sesiones.

La visita se realizará tras haber aceptado una invitación formal que le hizo el Gobierno. Los comisionados estarán en el país del 3 al 11 de mayo de este año.

¿A qué vienen?

Durante su estadía los representantes del organismo sostendrán audiencias y reuniones que previamente les sean solicitadas por los países miembros.

En esos encuentros escucharán las denuncias e inquietudes que les sean planteadas por los asistentes. Sin embargo, República Dominicana como país anfitrión no podrá solicitar audiencias ni ninguna otra actividad de esta índole desarrollada por los miembros de la CIDH.

“Los Periodos de Sesiones de la CIDH se han constituido en un foro donde coinciden cientos de defensores y defensoras de los derechos humanos de la región”, manifestó el organismo al dar a conocer la información.

Contexto

La visita se producirá a solo meses de su último informe, en el cual incluyó a la República Dominicana dentro de la lista “negra” de las naciones que violan los derechos humanos en la región.

Pese a que el canciller Miguel Vargas Maldonado había informado que esa calificación se trataba de un “error”, el organismo emitió en julio un comunicado en el que rectificaba su posición sobre la República Dominicana.

“En dicha decisión no hubo error alguno”, ratificó la CIDH en un documento en junio del año 2017.

Pero más allá de esto, a lo largo de los años la entidad ha sido una fuerte crítica del país en términos de derechos humanos, especialmente con el tema migratorio.

Las relaciones de la CIDH con la República Dominicana se agrietaron tras la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional emitida en 2013 en la que se especifican los parámetros de quienes son dominicanos.

El organismo encabezó las críticas internacionales contra el país calificando como discriminatoria y preocupante la decisión del máximo tribunal.

Ese mismo año una comisión de la CIDH realizó una visita “in loco” al país, en la que escuchó a los afectados por la sentencia.

En su informe preliminar llegaron a la conclusión de que en República Dominicana se estaba desarrollando una privación arbitraria de la nacionalidad a “dominicanos de ascendencia haitiana”.

La presencia de la CIDH no tiene razón

— Rechazo

Esto es lo que se llama un caramelo envenenado para la República Dominicana como nación.

En ese sentido, podemos decir que la invitación en el país no tiene ninguna razón de ser, porque es inevitable que vengan denuncias en contra y no se puede acoger una situación que se va a convertir en un foro de descrédito a la nación dominicana y a su estatus como un país totalmente turístico.

La visita es una oportunidad de avance

— Apoyo

Esperamos que esto no se quede en la formalidad de invitar a la Comisión, sino también de responder a las recomendaciones que nos han hecho.

Consideramos esto como un paso de avance y una expresión, aunque sea formal, de que se quieren dar pasos de defender y promover los derechos humanos. Esperamos que no se quede solo en discurso frente a estos organismos, sino que haya un compromiso.

3 Condenas.
Por violación a derechos humanos en el país ha emitido la Corte de los Derechos Humanos, otro organismo de la OEA.