Martes, 17 de julio, 2018 | 5:08 am

Idea simple para el tráfico



El tráfico en el Gran Santo Domingo es poco menos que infernal. A cualquier hora del día y cualquier día de la semana

Las otras urbes del país se están contagiando de manera acelerada.

Hay un clamor generalizado de que las autoridades le den el frente al problema antes de que colapse.

Sugerimos empezar a solucionar este problema por el principio: nosotros mismos.

La imprudencia y el irrespeto a las señales de tránsito y a las normas más elementales de civilidad constituyen factores importantes en el caos del tráfico.

El parqueo paralelo, obstrucción de las intersecciones, utilizar el carril incorrecto, rebases indebidos, zigzaguear de un carril a otro y no cederle el paso al que le corresponde contribuyen de manera significativa a crear una situación caótica en las calles y avenidas de la ciudad.

La solución de cada uno de esos factores está en nuestras manos. Pero mientras la educación surte sus efectos, la Autoridad Metropolitana de Transporte está obligada a hacer cumplir todas esas normas violentadas.

Antes de que se apliquen y surtan efecto las “megamedidas”, bien podríamos concentrarnos en este factor, que no requiere de grandes inversiones ni de mucho aspaviento.