Sábado, 26 de mayo, 2018 | 11:36 am

El mundo de las explicaciones



Toda persona realiza un accionar, como parte de un conglomerado o comunidad, puede ser hogar, escuela, familia, amigos, compañeros de estudio y trabajo, se involucrará en actos y decisiones donde confluyen otros, que muchas veces se sienten con el derecho de cuestionar todo.

Por supuesto que estamos hablando de personas adultas. A veces, los demás no ven los límites y preguntan cuántas cosas se les ocurren, siendo que a todos nos asiste el derecho de tomar las directrices que entienda en su vida.

Las explicaciones van desde lo más trivial, como por ejemplo, el por qué no asistes a una actividad hasta el por qué compartes con una determinada persona. Si contar con elementos de la esfera privada como el estado civil, elecciones personales y hasta la escogencia de un vestuario.

La impertinencia llega hasta en momentos donde hay muchas personas compartiendo en un mismo lugar, que no tienen nada que ver con el tema y te quedas callado esperando que tu interlocutor se dé cuenta, despierta y se ocupe de sus propios asuntos. Bien lo decía Benito Juárez “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

 

[email protected]

Lily Montaño

Publicidad