Domingo, 26 de mayo, 2019 | 3:36 pm

Las pruebas necesarias para evaluar y determinar el estado del corazón

Órgano. Es importante evaluar su estado, para lo cual existen diversos métodos. Evaluación. La doctora Amparo Taveras dice que dependiendo de la condición, se determinará la prueba a realizar.

25/02/2019 ELDIA_LUNES_250219_ Vida & Estilos27


Comprender y tratar de forma temprana las enfermedades cardiovasculares, impulsa el constante empeño en descubrir nuevos estudios para diagnosticar las afecciones más comunes de este importante órgano.

La doctora Amparo Taveras Hiraldo, coordinadora del Servicio de Cardio-Oncología, del Centro Cardiovascular de los Centros de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), explica que debido a que los métodos de diagnóstico son diversos y cada paciente es único, la elección de una o varias pruebas depende de numerosas condiciones.

Cita entre ellas: la edad, el sexo, los síntomas y signos que presente el paciente, así como también los antecedentes familiares particulares.

Al hablar de la amplia gama de pruebas que existen, la cardióloga destaca el electrocardiograma (EKG, ECG), el cual es sencillo, sin riesgos ni molestias.

Esta prueba registra la actividad eléctrica del corazón, mostrando ritmos anormales (arritmias), tamaño de las cavidades cardiacas y es fundamental para detectar infarto agudo al miocardio (corazón).

-Ecocardiograma transtorácico: es una sonografía del corazón a través del tórax, que puede valorar movimiento, forma y función del músculo, cavidades y válvulas cardiacas.

Además, puede aportar información adicional de las arterias principales y el pericardio (capa que envuelve el corazón).

La modalidad de “Eco strain” es de gran utilidad para detectar daño precoz al músculo del corazón cuando se dan tratamientos oncológicos.

Para ver anomalías

“También se puede realizar una ecocardiografía de forma invasiva introduciendo una sonda por la boca hacia el esófago (transesofágico) para ver con mayor nitidez algunas anomalías del nacimiento (congénitas), tumores o la presencia de coágulos dentro del corazón”, explicó.

-Monitoreo Holter: es un dispositivo portátil que registra de manera continua un electrocardiograma, generalmente entre 24 y 72 horas y se utiliza cuando hay palpitaciones o sospecha de arritmias.

-Prueba de esfuerzo o ergometría: aunque tiene múltiples usos, su mayor indicación es en caso de sospecha de enfermedad de las arterias que nutren el corazón (arterias coronarias).

Durante la prueba se monitorizan de manera continua los síntomas y la activad eléctrica, mientras se aumenta progresivamente el nivel de ejercicio hasta lograr el esfuerzo máximo tolerado para la edad y el sexo del paciente, esto permite desenmascarar síntomas o cambios eléctricos que traduzcan enfermedad arterial coronaria y también brinda información sobre el comportamiento del aparato cardiovascular en enfermedades como hipertensión, falla cardiaca avanzada, alteraciones del ritmo, cardiopatías congénitas, entre otras.

-Las imágenes de perfusión nuclear: se obtienen utilizando pequeñas cantidades de materiales radiactivos que generalmente se inyectan en el torrente sanguíneo y la modalidad de estrés farmacológico (para los pacientes que no pueden ejercitarse), también son alternativas que pueden solicitarse después de considerar factores adicionales, como el costo, la necesidad de evaluación hemodinámica y el hábito corporal.

Baja dosis de radiación

-Tomografía computarizada (TC) cardíaca o Angiotomografia Coronaria: es un método no invasivo cuya mayor indicación sigue siendo la detección y cuantificación de placas (depósitos de colesterol) en las arterias coronarias que provocan su estrechez y consecuente disminución del flujo sanguíneo al corazón.

Actualmente es posible realizar los estudios con baja dosis de radiación y de contraste endovenoso, lo que disminuye las complicaciones y contraindicaciones del examen.

Una modalidad más reciente de imagen no invasiva es la resonancia magnética cardíaca, utilizada para detectar o monitorear enfermedades cardiovasculares y evaluar la anatomía y funcionamiento del corazón en pacientes que tienen trastornos congénitos del corazón o adquiridos como las miocardiopatías (enfermedades del músculo cardíaco) y enfermedades del pericardio.

Este estudio es indoloro, bien tolerado, seguro y no emplea radiación.
-Métodos invasivos: Cateterismo cardiaco o Angiografía Coronaria: se utiliza para diagnosticar o tratar enfermedades cardíacas, consiste en la introducción de un catéter por una arteria del brazo o ingle del individuo pasando a través de los vasos sanguíneos hasta el corazón, se inyecta un tinte especial en las arterias coronarias y se toma una radiografía.

Aunque el fin principal del cateterismo es el diagnóstico, también se utiliza para obtener biopsias de tejido cardiaco, para expandir el tabique auricular en cardiopatías congénitas, colocar muelles (stent) en arterias estenosadas, colocar prótesis en la válvula aórtica o para cerrar vasos sanguíneos.

Muchas pruebas y tratamientos

Existe una gran cantidad de pruebas cardíacas que le brindan a usted y a su médico más información sobre la condición de su corazón y pueden ayudarlo a descubrir qué tratamiento necesita.

Estas pueden ser apropiadas para una persona sana, sobre todo cuando tiene una historia personal o un examen físico que indican riesgo de un problema cardíaco, la mayoría de estas conllevan un riesgo mínimo, pero estos, versus los beneficios, varían según el tipo de estudio.

Es recomendable que antes de someterse a algunas de estas pruebas se informe sobre los riesgos y beneficios de las mismas.