¿El aumento salarial restablecerá el crecimiento económico?

0
8
Frederich Bergés
Frederich E. Bergés

El Comité de Salarios dictó la aprobación de un aumento salarial del 14% a los empleados de las empresas, lo cual según estimaciones del propio gobierno habrá de alcanzar a unos 2.3 millones de empleados del sector formal.

No incluirá por supuesto a los trabajadores del sector informal, que son la mayoría en el país, ni tampoco a los denominados sectorizados, como el caso del turismo, construcción y zonas francas, por lo cual aunque la estimación gubernamental es bastante amplia, de ninguna manera alcanzaría a la mayoría de los asalariados.

Se espera que con un mayor poder adquisitivo, los empleados gubernamentales y los beneficiados con la disposición del Comité de Salarios incurran en un mayor nivel de consumo, con lo cual podría esperarse por igual un mayor nivel de actividad económica.

Esto es un tema de gran interés visto que las expectativas de crecimiento económico del país, se han reducido en el presente año.

A pesar de que algunos factores de gran importancia para la economía dominicana como número de turistas visitantes en el semestre, días promedio de estadía, y gasto promedio por día no ha caído, ni tampoco el monto total de remesas, ni la procedencia de sus países, otros factores como las exportaciones de zonas francas y el creciente peso de la deuda externa en relación a las recaudaciones fiscales, presagian un entorno económico algo más difícil que el vivido en los últimos años.

Las autoridades monetarias han sido proactivas en este escenario, como también los pronunciamientos de la llamada cúpula empresarial.

No obstante, el ambiente político, tanto por la paralización congresional como la fijación de la burocracia en candidaturas que le permitan la continuidad de sus puestos, contribuyen a la actual ralentización de la economía.

Por ello, nos preguntamos si los recientes aumentos de sueldos para la minoría de los trabajadores será suficiente para re-acelerar el crecimiento, cosa que dudamos al menos que dejemos los elegibles al favor popular, y los estamentos gubernamentales vuelvan a dedicarse al empeño de las labores para los cuales fueron elegidos o nombrados.

-- publicidad --