Lunes, 23 de septiembre, 2019 | 11:17 am

Bolsonaro mandaría ejército a combatir incendios en Amazonia

Vista del incendio en la Chapada dos Guimarães este viernes en el estado de Mato Grosso (Brasil). El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, participó este viernes en una ceremonia en una guarnición militar y, frente a cientos de oficiales, alertó sobre una supuesta "guerra de información" en curso en relación a los incendios en la Amazonía. EFE.
Vista del incendio en la Chapada dos Guimarães este viernes en el estado de Mato Grosso (Brasil). El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, participó este viernes en una ceremonia en una guarnición militar y, frente a cientos de oficiales, alertó sobre una supuesta "guerra de información" en curso en relación a los incendios en la Amazonía. EFE.


RÍO DE JANEIRO .— Bajo presión internacional para que contenga la cantidad récord de incendios en la Amazonía, el presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo el viernes que podría enviar al ejército a combatir el fuego.

“Ese es el plan”, indicó Bolsonaro. El mandatario no señaló cuándo empezarían a involucrarse las fuerzas armadas, pero indicó que la medida podría ser inminente.

Bolsonaro había descrito previamente las protecciones del bosque tropical como un obstáculo para el desarrollo económico, y discutió con detractores que señalaron que la Amazonía produce grandes cantidades de oxígeno y es considerada crucial en los esfuerzos para contener el calentamiento global.

Un periodista de The Associated Press que viajó a la región amazónica el viernes vio muchas zonas ya deforestadas que se habían quemado. Se podían ver árboles quemados alrededor de Porto Velho, la capital del estado Rondonia, fronterizo con Bolivia.

En algunos casos, las zonas quemadas eran adyacentes a ranchos ganaderos y de otro tipo que estaban intactos, lo que indica que los incendios fueron parte de un plan de roza y quema. Grupos pequeños de manifestantes se congregaron afuera de las misiones diplomáticas brasileñas en París, Londres y Ginebra para exhortar a Brasil a que haga más para combatir los incendios.

Los vecinos Bolivia y Paraguay también están batallando para contener el fuego que ha arrasado con bosques y campos agrícolas y, en muchos casos, se salió de control ante los fuertes vientos después de haber sido iniciados por habitantes de la zona para despejar campos para la siembra.

Cerca de 7.500 kilómetros cuadrados (2.900 millas cuadradas) de tierra han sido afectados en Bolivia, de acuerdo con el ministro de Defensa, Javier Zavaleta. El viernes, un avión cisterna B747-400 llegó a Bolivia para ayudar en las tareas de combate al incendio.

El avión puede transportar cerca de 76.000 litros (20.000 galones) de retardante, una sustancia usada para detener el fuego. Aproximadamente 370 kilómetros cuadrados (140 millas cuadradas) han sido arrasados en el norte de Paraguay, cerca de las fronteras con Brasil y Bolivia, detalló Joaquín Roa, ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional.

Roa agregó que la situación ha sido estabilizada. Cerca del 20% del boque del Amazonas ya ha sido deforestado, de acuerdo con Thomas Lovejoy, científico ambientalista de la Universidad George Mason.

“Me preocupa que la actual deforestación conduzca a una masiva pérdida de bosques y biodiversidad”, escribió Lovejoy en un correo enviado a la AP.

Expertos brasileños han reportado un número récord de cerca de 77.000 incendios forestales en todo el país en lo que va del presente año, 85% más que los registrados en el mismo período en 2018.

Brasil posee aproximadamente 60% del bosque tropical de la Amazonía, cuya degradación podría traer graves consecuencias para el clima y la cantidad de lluvia a nivel mundial.