Domingo, 15 de julio, 2018 | 12:03 am

Varios países celebran ya la llegada del Año Nuevo

Una mujer ora frente a filas de linternas para celebrar el Año Nuevo en el templo budista de Jogyesa en Seúl, Corea del Sur.. (AP Foto/Ahn Young-joon)
Una mujer ora frente a filas de linternas para celebrar el Año Nuevo en el templo budista de Jogyesa en Seúl, Corea del Sur.. (AP Foto/Ahn Young-joon)


Millones de personas en Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Japón y otras naciones salieron a las calles para ser algunas de las primeras personas del mundo en celebrar la llegada de 2018.

Otras ciudades se estaban preparando para celebrar, muchas con tradiciones únicas en sus países. Muchos japoneses celebraron la llegada del llamado Año del Perro de la manera tradicional, orando por la paz y deseando buena fortuna en los santuarios Shinto de los vecindarios.

Tomaron alimentos tradicionales del Año Nuevo como fideos, camarones y frijoles negros dulces.

En el Templo Zojoji de Tokio había puestos de carne de res y pulpo asado a la parrilla, donde la gente se turnaba para

AP.

tocar la campana gigante 108 veces a medianoche, una práctica anual que se repetía en otros templos budistas de todo Japón.

Los habitantes de Corea del Sur, después de pasar un año agotador en el que la presidencia fue derrocada por un escándalo de corrupción y sufrir las amenazas de Corea del Norte, disparando misil tras misil, iniciaron 2018 necesitados de una distracción feliz.

Las próximas Olimpiadas de Invierno podrían hacerlo. Miles de personas llenaron las calles cercanas al ayuntamiento de Seúl para celebrar una ceremonia tradicional de tañido de campanas para darle la bienvenida al nuevo año.

Entre las celebridades elegidas para tocar la vieja campana de Bosingak a medianoche estuvieron Soohorang y Bandabi: las mascotas de tigre y oso para los Juegos de Invierno y Paralímpicos de Pyeongchang en febrero y marzo. En Sydney, los fuegos artificiales iluminaron el cielo del puerto.

La masiva exhibición de juegos pirotécnicos incluyó una cascada de luces con los colores del arcoíris que fluyó desde el puente del puerto, para celebrar la recién aprobada legislación que legalizó el matrimonio gay en Australia.

Se esperaba que más de un millón de personas se hayan reunido para la celebración. Casi la mitad de los festejantes eran turistas. Había fuertes medidas de seguridad, pero los funcionarios dijeron que no había ninguna alerta en particular.

Mientras tanto, del otro lado del mundo, Las Vegas será una de las últimas ciudades del mundo en celebrar la llegada del Año Nuevo.

Decenas de miles de celebrantes se dieron cita en la llamada ciudad del pecado bajo la mirada de las fuerzas de seguridad, apenas tres meses después del tiroteo masivo más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos.

Los funcionarios de turismo esperan que unas 330.000 personas estén presentes en Las Vegas para las festividades, que contarán con una exhibición de fuegos artificiales de aproximadamente ocho minutos en la cima de siete casinos-hoteles.

Habrá actuaciones que incluyen a Bruno Mars, Britney Spears, Celine Dion y los Foo Fighters antes y después de la medianoche.