Lunes, 21 de enero, 2019 | 12:16 am

UNIBE anuncia seminario sobre Calidad de los Medicamentos

Fachada UNIBE


La Universidad Iberoamericana (UNIBE), con el auspicio del Ministerio de Salud Pública y otras instituciones, realizará el seminario “Calidad en los Medicamentos”, con el objetivo de dar a conocer los requerimientos regulatorios necesarios para asegurar la calidad en productos farmacéuticos, así como los criterios relacionados al análisis de estudios clínicos requeridos para la aprobación de registro sanitario.

La actividad, que se desarrollará el lunes 28 de este mes desde las 8.00 de la mañana, en las instalaciones de la Universidad, estará presidida por el rector de UNIBE, doctor Julio Amado Castaños Guzmán y el Ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo Núñez.

En el marco de la misma se realizarán conferencias con temas referentes a medicamentos innovadores, genéricos, bioequivalentes y copias sub-estándar. También se tratarán aspectos sobre biodisponibilidad, bioequivalencia e Intercambiabilidad de   productos farmacéuticos.

Los expositores, nacionales e internacionales, tratarán las mejores prácticas aplicables sobre bioequivalencia en países de referencia y en América Latina.  En adición se discutirá en detalle los riesgos de calidad y seguridad en productos farmacéuticos y las particularidades de la   ventana terapéutica y sus implicaciones.

Otros temas importantes que serán expuestos en el seminario “Calidad en los Medicamentos”, son los requerimientos regulatorios necesarios para asegurar la calidad en productos farmacéuticos, así como los criterios relacionados al análisis de estudios clínicos requeridos para la aprobación de registro sanitario. Además, se intercambiará información técnica sobre la importancia de los implementar sistemas adecuados de farmacovigilancia.

Finalmente, se tratará el tema sobre los principales retos que tienen las autoridades sanitarias en América Latina para enfrentar esta problemática.

Según datos de la OMS, hasta un 25% de los medicamentos empleados en los países en desarrollo son copias sub-estándar. Su uso puede impactar negativamente a quienes los emplean, no sólo monetariamente, ya que al no proporcionar la cura que ofrecen repercuten en una mayor inversión de medicinas y consultas médicas, pero particularmente pueden ser nocivos y potencialmente cancerígenas.