Martes, 16 de octubre, 2018 | 7:18 am

Temporada de prevenciones



En el pasado reciente el territorio dominicano tenía condiciones naturales en sus campos y ciudades para que el impacto de las lluvias prolongadas no resultara catastrófico.

Eso no sucede de un tiempo a esta parte. En los campos y las montañas hay una gran agresión contra el medio ambiente; y las ciudades presentan una gran concentración de personas; lo que implica que los organismos de emergencia del país tienen que emplearse a fondo, con un buen servicio de alerta, evacuación; y socorro, ante cualquier emergencia.

El trabajo del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) va en esa dirección, como sucedió ayer, cuando emitió una alerta verde para las provincias Monte Plata, La Vega, Hato Mayor, Monseñor Nouel, San Cristóbal, Sánchez Ramírez, el Gran Santo Domingo y Dajabón, debido a las constantes lluvias y el paso del huracán Michael por las costas de Florida.

Una parte muy importante de país está bajo alerta, si tomamos en cuenta que se trata de catorce provincias; además de vaticinio de aguaceros con tormentas eléctricas y ráfagas de vientos para el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Hasta hace poco el país era abatido por una fuerte ola de calor; hoy, por la fragilidad del clima, el Centro de Operaciones de Emergencias declara alerta verde para las provincias de marras; y que constituye un aviso ante posibles inundaciones por efecto de una abundante lluvia.

Con el presente estado de alerta, y hasta que no varíen las condiciones, el pueblo dominicano y las comunidades más vulnerables, o ubicadas en lugares de riesgo, deben tomar las mejores medidas preventivas.