X

Por qué Google decidió entregar llaves de seguridad a todos sus empleados

Robots, inteligencia artificial, asistentes de voz cuasi humanos y dispositivos inteligentes para un hogar súper conectado. Google está a la vanguardia de crear la tecnología del futuro, pero a la hora de proteger las cuentas de sus empleados ha optado por algo mucho más rudimentario: llaves.

Son pequeños dispositivos USB que deben utilizar los más de 85.000 empleados del gigante tecnológico para acceder al sistema de la empresa y en ocasiones hasta una segunda vez para utilizar determinadas aplicaciones o manejar información más vulnerable.

Una responsable de la compañía confirmó al portal Business Insider que este es el sistema que utilizan desde principios de 2017 para evitar ataques por phishing y que desde entonces no han tenido ninguno.

Lo curioso es que, hasta entonces, Google usaba un sistema de seguridad desarrollado por su propio personal: Google Authentificator.

Éste utiliza un procedimiento de verificación en dos pasos.

Por un lado, obliga a validarte con tu nombre de usuario y contraseña; y por otro, a acceder con un código de uso único que te envía bien a tu celular o a tu cuenta de correo electrónico.

El problema es que estos dos pasos son digitales y por tanto “vulnerables”, reconoce Google a la publicación británica.

La compañía explica que se pueden hackear las cuentas de correo, las aplicaciones e incluso las tarjetas SIM del celular al que se envía el código.

Ventajas

Estas llaves de seguridad como las YubiKeys que usa Google cuestan apenas US$20 y utilizan un sistema de autentificación llamado Universal 2nd Factor (U2F). Este método obliga al usuario a usar su contraseña pero también a introducir el USB.

Este nivel de seguridad Google también lo ofrece a sus usuarios, al igual que Dropbox y Chrome o Firefox.

Tener que usar esta llave física hace más difícil el phising, porque el pirata informático tiene que hacerse con dos cosas: tu clave personal pero además algo que posees físicamente, por lo que las posibilidades de un ataque se reducen drásticamente.

A Google, asegura, le ha funcionado.

Este website usa cookies.