Jueves, 13 de diciembre, 2018 | 11:01 am

Medio Ambiente y Los Tres Ojos



El Ministerio de Medio Ambiente ha juigado un papel muy pasivo a las pretensiones de construir una gran terminal de autobuses a escasos metros del parque Los Tres Ojos, con el consiguiente impacto que esto tendría para la preservación de ese entorno.

El Ministerio de Medio Ambiente afirma en una carta de “no objeción” que hizo un estudio antes de tomar esa decisión, pero muchos de sus técnicos, con los que EL DÍA habló la semana pasada (preservando sus identidades por temor a represalias laborales), desconocían de la existencia del mismo.

El primer cedazo que debe pasar ese cuestionado proyecto es el de la lógica elemental. ¿Cómo podría explicarse que el parque de Los Tres Ojos, con sus formaciones subterráneas, podría salir bien librado del rodar de cientos de vehículos pesados (autobuses) y el transitar miles de personas cada día?

Medio Ambiente vio reducida la autoridad de la “no objeción” cuando otra instancia gubernamental inició los trabajos sin consultar con nadie con pericia en la materia. ¿Desautorizará el Gobierno (Ministerio de Medio Ambiente) una iniciativa del Gobierno (Ministerio de Obras Públicas? ¿Hubiera dado Medio Ambiente esa “no objeción” si se tratara de un inversionista particular?

EL DÍA apoyó de manera entusiasta la terminal de Los Alcarrizos por considerarla una iniciativa necesaria y beneficiosa, pero con esa misma firmeza reclama de las autoridades racionalidad en su accionar y priorizar la preservación de “Los Tres Ojos” ,